COMPRENSIÓN Y LIBERTAD

DE ATAHUALPA LÓPEZ

En un encuentro casual —o realmente fraguado por las fuerzas cósmicas— un joven conoce a un hombre que toca la flauta en un parque citadino. Lleno de curiosidad por esa figura abstraída en sus pensamientos y centrada en producir dulces melodías con su instrumento, se le acerca y entablan una conversación colmada de reflexiones, que volcarán en el joven todas esas concepciones materiales que la sociedad ha instaurado sobre el mundo. Así, se configura el principio de una serie de encuentros a los que se unirán otros hermanos, y en los cuales el flautista los guiará, por un camino nunca antes transitado, mediante la meditación, la superación de los miedos, la espiritualidad y el amor, a la búsqueda de la verdad.

¡Escríbeme!

¡Escríbeme!

(*)

* Para cumplir con la Ley de Protección de Datos debes aceptar mi política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies