Roberto Augusto entrevista a Bruno Nievas, autor de Lo que el hielo atrapa.

Índice de la entrada

En primer lugar me gustaría darte las gracias por aceptar esta entrevista. Quiero felicitarte por tantos éxitos que, sin duda, son fruto de un intenso trabajo. Tu última novela, Lo que el hielo atrapa, es de 2015. Seguro que estás a punto de sacar algo nuevo. Háblanos de tu próximo libro…

Jajaja, solo puedo decirte que va bastante despacio por motivos personales y laborales. Pero también que lo estoy escribiendo con ganas de que sea lo mejor que he escrito hasta la fecha.

¿Cuánto hace que escribes? ¿Eras de esos niños que soñaban con ser escritores?

La verdad es que escribo, en serio, desde hace poco tiempo. Aunque había hecho alguna cosa de joven, mi primer texto serio fue Realidad Aumentada. Sí, desde que tengo uso de razón he sido un apasionado de la lectura, ya de pequeño podía alternar los tebeos de Mortadelo y Filemón con cualquier clásico que agarrara de la biblioteca de mis padres. Y también es cierto que siempre he sentido envidia de esos creadores, como Stephen King, que con solo palabras consiguen trasladarte a otros mundos. Así que supongo que ahí estaba el germen de la escritura.

Eres un autor que, como tantos otros, empezó en la autoedición y luego te has pasado al circuito comercial de las editoriales. ¿La autoedición se ha convertido en la cantera donde demostrar nuestro potencial como escritores antes de ser fichados por una editorial?

Sin ninguna duda. Las editoriales son tan necesarias como las cadenas de televisión, que parecían que iban a morir por el auge de Internet, y ya se ha visto que no era así. Y es que una editorial, grande o pequeña, realiza una labor esencial que muchos lectores pagan con gusto, cuando compran un libro. Pero tambien es cierto que la autoedición, que ha explotado gracias a Internet y las redes sociales, es un escaparate donde mostrarse al mundo y donde puedes descubrir algo esencial: si lo que haces realmente gusta a los demás.

Me gustaría que valoraras ese paso de la autoedición al mundo editorial. Algunos autores autoeditados de éxito han rechazado colaborar con editoriales porque creen que por su cuenta consiguen más beneficios, aunque es cierto que una editorial nos puede dar una proyección internacional y de marketing que un autor indie difícilmente tendría. ¿Es mejor autoeditarse o publicar en una editorial?

Como digo muchas veces en la consulta, no hay nada «mejor» en esta vida, sino opciones que son más adecuadas para un momento concreto. Las editoriales realizan una labor esencial a la hora de publicar un libro, y pueden catapultar a un escritor hacia el éxito… siempre y cuando este haya escrito algo que de verdad enganche a los lectores. Pero es igual de cierto que hay autores que se encuentran más cómodos controlando todo lo referente a sus obras. Evidentemente esos autores se mueven mejor en el mundo de la autoedición. Si tuviera que aconsejar a alguien, le diría que siempre buscara opiniones profesionales para su trabajo. Y si no logra llevar su texto a una edición profesional, que pruebe autoeditándolo. Esa es la única forma de saber si a los lectores les puede gustar o no.

Una de tus aficiones son los ordenadores. ¿Te has pasado ya al ebook o prefieres leer en papel?

Ebook, aunque con matices: los libros son más baratos, ocupan menos espacio (ninguno, de hecho), puedes leer en varios dispositivos que se sincronizan y, una vez leído, lo borras y te quedas tan ancho. Eso sí, sigo comprando bastante en papel porque sigo siendo un romántico y un enamorado de las librerías. ¡Como entre en una, salgo con una bolsa en la mano!

Algunos pronostican el fin del libro en papel y de las editoriales, igual que pasó con la industria de la música. ¿Estás de acuerdo con esta postura?

En el caso del papel sí, eso es evidente, pero mucho más lento que lo que sucedió con los vinilos o los CD’s, por un hecho sencillo: el arraigo del papel es mucho mayor, ya que viene de siglos, mientras que en el caso de la música era de décadas. Lo normal es que a largo plazo casi todo sea digital pero, al igual que ha sucedido con la música, que no solo no han muertos los CD sino que hay un resurgir del vinilo, creo que el libro en papel tiene aún un recorrido muy largo. Lo que también tengo claro es que, se publique en papel o en digital, las editoriales sí que van a seguir siendo necesarias. Y es que la labor que realizan, para mí esencial, es igual de aplicable en ambos formatos.

Tu novela Realidad aumentada fue un éxito. ¿Cómo conseguiste 42.000 descargas en cuatro meses? Explícanos alguno de tus secretos de marketing.

Jajaja, no hay secretos, fue ese famoso boca a boca que, a veces, y de forma inexplicable, funciona. Y cuando funciona con algo tuyo, eres el primer sorprendido. Supongo que se juntaron una serie de coincidencias: era un texto fresco, inocente, que gustó a quien lo leía, además en un momento en el que casi nadie se autoeditaba y en el que además había un claro auge de las redes sociales, sobre todo Facebook y Twitter, que me ayudaron mucho a difundir la novela y el proyecto en sí.

Has escrito y publicado mucho, tanto de ficción como de no ficción. ¿Cuál es el secreto para tanta productividad?

Ninguno, es solo trabajo: una labor que realizas sobre todo porque te gusta pero a la que le tienes que dedicar horas. Por eso la única clave reside en que, si de verdad te apetece hacerlo, le dediques los ratos que tengas libres, por escasos que sean. Ese esfuerzo, que a veces cuesta horrores, suele retornar de forma muy satisfactoria.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y haz clic en la campanita

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This