Página de venta en Editorial Letra Minúscula

¿Cuánto hace que escribes? ¿Eras de esos niños que soñaban con ser escritores?

Sí que escribo desde que me alcanza la memoria; aunque nunca soñé con ser escritor. Me gustaba y me gusta escribir, lo necesito porque la escritura es para mí algo así como una necesidad intelectual. Cuando me ronda una historia en la cabeza si no la escribo me invade una especie de inquietud, de desasosiego que no se calma hasta que me pongo a escribir y lo suelto todo. 

¿Qué sentiste la primera vez que tuviste un libro escrito por ti entre tus manos? A mí me parece algo fascinante…

Es algo muy agradable, la emoción que se produce cuando se cumple un deseo muy anhelado.

«¿Por qué publicamos, maestro?», le preguntó en cierta ocasión un joven escritor a Borges.

«Para dejar de corregir», contestó el maestro Borges sin dudarlo mucho.

Yo creo que tenía razón el maestro, porque mientras el borrador del texto esté en nuestras manos no dejamos de cambiar cosas, movidos, tal vez, por ese perfeccionismo que no da cuartel.

Por eso tener el libro en las manos, es algo así como una liberación y también una agridulce despedida de los personajes que han vivido tan estrechamente contigo durante la creación del texto y que a partir de ese momento dejan de ser tuyos, pasan a tener vida propia.

Háblanos del libro que has publicado con Editorial Letra Minúscula. ¿Qué encontrarán los lectores de El vuelo del petirrojo?

Es una historia de coraje y de valor, de soledad y de hambre, de amor y de generosidad, de nostalgia por una niñez que se abandona y de tristeza por una juventud perdida en busca de un ideal, pero también es una novela de esperanza porque se vislumbra una débil luz al final de tanta oscuridad.

Una historia que se va desplegando en imágenes a través de la mirada inocente de una niña de diez años que nos cuenta en primera persona la terrible crueldad de la guerra.

Para mí ha sido un reto escribirla, no solo porque está escrita en primera persona y en tiempo real, pero sobre todo ha sido un reto porque he tenido que hacerlo con la voz de una niña de diez años. Todo esto limita mucho los recursos narrativos, pero yo creo que acerca el personaje al lector, lo hace más creíble y quizás más entrañable.

Si tuviera que resumir todo esto en un solo párrafo, diría que la novelita es un humilde homenaje que he querido rendir a los niños, a todos los niños, que han sufrido y sufren el horror de la guerra.

¿Cómo definirías tu estilo escribiendo?

Ante todo busco la sencillez y el cuidado del lenguaje. Me gusta que la historia avance deprisa, no cansar al lector con párrafos y párrafos que pueden ser prescindibles (en esta novela he suprimido cincuenta páginas). Me gusta que los personajes no sean planos, que tengan sus «cosas», intento que se cuenten ellos mismos con sus actos y sus palabras. Me apoyo mucho en los diálogos para que la historia avance más deprisa y para que los personajes se manifiesten.

Confieso que utilizo mucho la memoria, el poder evocador de los recuerdos en un intento por conseguir un tono poético y una cierta intimidad con el lector.

Pero, la verdad es que no sé qué estilo tengo. Me parece que no tengo un estilo, por así decirlo. No me gusta nada que la sombra del estilo del autor sobrevuele el relato. Creo que entre el libro y el lector solo debe de estar el texto. El autor ya no pinta nada ahí, ha hecho su trabajo y debe retirarse.

Es más, creo que conocer demasiado al autor contamina en cierta forma la interpretación del texto. Cuanto menos se sepa del autor, casi mejor.

 ¿Cómo valoras tu experiencia autopublicándote?

Tuve una pésima experiencia con otra novela y otra editorial de cuyo nombre no deseo acordarme. De esas «editoriales» que estafan a los autores noveles, aprovechándose del humano deseo de ver en sus manos su librito, ese librito que han escrito con tanto esfuerzo.

Ahora es demasiado pronto para poder opinar. Pero sí que puedo decir que el trabajo de edición con Editorial Letra Minúscula me ha sorprendido muy gratamente. He quedado encantado de su eficacia, su rapidez y la disponibilidad que te ofrecen siempre para tratar cualquier cosa.

Ahora viene la parte más sutil, el márquetin, conseguir posicionar el libro en Amazon entre tantos títulos.

¿Qué te gustaría conseguir con esta novela?

Me gustaría que se lea, que guste, que la gente joven vea el horror de todas las guerras para que huyan de ellas como de la peste, para que la historia no se repita.

También, claro, me gustaría alcanzar un poco de notoriedad, que está novela abra las puertas a otras, a las que tengo ya escritas y a las que vendrán.

¿A qué tipo de lectores va dirigida esta obra?

Como no me gusta que el autor se interponga ente el lector y el libro, tampoco me gusta pensar en un tipo de lector cuando estoy escribiendo. Creo que me limitaría bastante.

La historia va dirigida a todos los lectores que tengan ganas de ponerse a leerla. Quisiera, por lo que he dicho más arriba, que llegue a los jóvenes, que se diviertan leyéndola y que saquen alguna conclusión de la historia, pero también a los menos jóvenes porque seguro que les traerá recuerdos de sus padres, de sus abuelos, de aquellas viejas historias que se vivieron y se fueron contando en las familias.

Háblanos de tu próximo libro…

Tengo tres novelas, escritas, terminadas y corregidas. Pero he de pensar el ritmo de publicación para no abrumar a los pocos que me lean.

Tengo otras dos novelas a medias que las he dejado de momento en la salita de espera.

Ahora estoy enfrascado con un libro de cuentos Esas cosas que pasan, será el título. Se trata de una colección de relatos sobre la infancia, la madurez y la senectud. Son cuentos con los que intento provocar la emoción del lector a base de historias cotidianas, de esas cosas que también nos podían haber pasado a cualquiera de nosotros.

Confieso que regresar al cuento es un formidable ejercicio de estilo porque tienes que buscar siempre la brevedad, no te puedes ir por las ramas, tienes que avanzar en la narración y mantener sin desfallecer la tensión hasta el final.

Gracias por tu tiempo y mucho éxito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This