Página de venta en Letra Minúscula

¿Qué sentiste la primera vez que tuviste un libro escrito por ti entre tus manos? A mí me parece algo fascinante…

La verdad que fue muy emocionante. Lo palpaba por todas partes para acabar de creérmelo. Sentía la satisfacción de haber alcanzado una meta que al principio parecía muy lejana y que con mucho trabajo y esfuerzo he podido conseguir. Se parece bastante a lograr cualquier objetivo que te propongas en la vida superando obstáculos y poniendo todas tus ganas para no rendirte. Escribir es un proceso de lucha contra ti mismo.

Háblanos del libro que has publicado con Letra Minúscula. ¿Qué encontrarán los lectores de Leer antes de apostar?

Van a conocer el mundo de las apuestas en profundidad. Cómo prepararse para sobrevivir en él, algo que se debe aprender y para lo que hay que trabajar mucho. Toda la publicidad que nos llega pinta las apuestas deportivas de una manera completamente engañosa, con anuncios donde solo aparecen personajes famosos, de éxito y la realidad es otra, muy peligrosa. El libro nace con la idea absoluta de ayudar a personas como tú, como yo, que puedan estar pensando en apostar para que conozcan de verdad en qué consisten las apuestas deportivas, muestro diferentes estrategias, dónde no debemos apostar nunca y los peligros que nos esconden. Intento transmitir lo que he aprendido con mi experiencia de varios años, para que todos aquellos que quieran apostar se aprovechen de ello porque nadie se lo va a enseñar y deben aprenderlo cuanto antes. Como digo al principio del libro, “es el libro que me hubiera gustado leer antes de empezar a apostar”.

¿Es posible ganar dinero apostando en apuestas deportivas?

Sí, es posible. Es muy difícil y en el libro lo que intento es mostrar el camino. Maneras puede que haya muchas, aunque difíciles de encontrar o de seguir, pero creo que los pilares fundamentales sobre los que debe asentarse cualquier apostante ganador deben ser los mismos. Existen muchas estrategias, pero al final hay algunos factores que debemos manejar como el porcentaje de aciertos o el número de apuestas a realizar que deben ser comunes a cualquier estrategia ganadora y eso es lo que intento enseñar en el libro: marcar unas pautas y unas bases para a partir de ahí, ganar.

¿Tienes algún método que te permita tener más éxito que la mayoría?

Eso es mucho decir, pero sí que creo que haciendo el estudio matemático apropiado para definir una estrategia se puede minimizar bastante el riesgo apostando de una forma “segura” y tener bastante control sobre tu banca. Nadie hace un estudio sobre cómo apostar, siendo un campo completamente dominado por las matemáticas y la estadística y si lo hacen no hay persona humana que lo entienda. Soy ingeniero y algo de matemáticas y estadística he estudiado, pero necesitamos reglas prácticas y sencillas que pueda entender todo el mundo. No hace falta ser catedrático para apostar, eso está claro, pero sí dominar bien los conceptos fundamentales sobre los que funcionan las apuestas deportivas para poder sacar partido de ellas. Si haces apuestas como si fueras a jugar a la ruleta, olvídate de ganar, este es el caso más extremo donde están aseguradas las pérdidas y nosotros debemos vivir en el extremo opuesto.

¿Recomendarías a un amigo que se iniciara en el mundo de las apuestas?

No, nunca. Es demasiado el riesgo que conlleva apostar. Necesitas ser un virtuoso de las emociones para controlar tu paciencia, tu impulsividad, tu serenidad, tu disciplina, tu humor, etc., etc. y aun así no está asegurado que vayas a ganar. Estaría poniendo a mi amigo en una posición muy comprometida y peligrosa así que creo que le recomendaría todo lo contrario, pero si se decidiera a apostar le pediría encarecidamente que me dejara aconsejarle.

¿La banca siempre gana? ¿O no? 

Sí, siempre. El porcentaje de apostantes ganadores es mínimo y no olvidemos que si ganas te limitan. Rotundamente, sí. No hay más que ver cómo proliferan las casas de apuestas en internet y también los locales físicos en nuestras ciudades. Los informes publicados acerca del dinero que gastan las casas de apuestas en publicidad son devastadores. Ganan unas cantidades de dinero brutales a nuestra costa, no lo olvidemos, y la causa principal es que empezamos a apostar sin tener ni idea, sin habernos preparado, sin haber estudiado nada ni saber cómo funcionan las casas de apuestas. En el libro intento enseñar todo esto para que nadie lo aprenda con su propia experiencia perdiendo su dinero.

¿Habrá un próximo libro?

El tiempo y los lectores de Leer antes de apostar lo dirán. ¿Por qué no?

Gracias por tu tiempo y mucho éxito.

Gracias a ti.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This