El blog de los escritores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Entrevista a Saralamusa, autora de «La verdadera importancia de las cosas»

Libro en ebook

Libro en papel

¿Cuánto hace que escribes?

Así y con asiduidad escribo desde hace un año y medio. Dos años desde que encontré mi formato de relato corto, microrrelato, frases y reflexiones… Y con así, me refiero a con esta profundidad; de esta forma, con tanta inspiración. No sabía ni que se podía.

¿Eras de esas niñas que soñaban con ser escritora?

No, no era una niña que soñara con ser escritora. Ni de mayor. Escribir un libro, un buen libro, siempre me pareció algo de ciencia ficción. A mí lo que me iba era narrar historias. Siempre he “cautivado” a mi audiencia, desde niña. Era mi forma de ser, natural, no me tenía que esforzar. Al revés, me divertía. Y siempre he sido muy graciosa. Me lo han repetido un montón. Lo que pasa es que de niña, ser graciosa y contar historias no servía para mucho. También eran otros tiempos, veníamos de una dictadura, y eso, estoy segura que estaba escrito a fuego en el cuerpo social consciente e inconsciente. En ese ambiente, ser divertido no parecía algo serio a lo que se pudiera dedicar una para ganarse la vida. Vamos, como que no tenía mucho valor la espontaneidad más allá de para pasar un buen momento. Y es que ni me planteé una posible carrera. Eran otro tipo de profesionales que “lucharan” para “encontrar” un camino, los que estaban en boga. La lucha era fundamental. Y con carrera. Para luchar leído y escribido. La presión cultural me pareció siempre tremenda y poco a poco dejé de ir siendo yo y me alejé de la facilidad de la vida. Me hice abogada y me especialicé en un master superserio. Con la gente más seria. Estaba preparada para luchar y luché. Y perdí un poco mi encanto y mi alegría con ello. Y luego seguí buscando porque la lucha no me iba nada. Ha sido a través de un doloroso camino de vuelta, de una búsqueda constante de lo que me faltaba, (que incluyó el poder vivir de mi creatividad), el que me mostró el camino de vuelta, y a través del cual sí que hace un año y medio me planteé que el libro estaba aquí como realidad. Y que se escribía solo. Y no solo uno…. Un porrón. Eso me flipó. Ha sido algo completamente distinto a un sueño. Yo me estaba buscando y cuando me reencontré, con este encuentro aparecieron las historias de nuevo. Por lo que me he dado cuenta de que las historias forman parte de mí y yo solo tengo que estar tranquila y en silencio para escucharlas. Luego, solo las anoto. Eso sí, son mejores que las de niña. Tienen más profundidad y riqueza, pero la misma pureza, por lo que el camino me lo tomo como la parábola del hijo pródigo, que en realidad al perder su herencia, se enriqueció por el valor de la experiencia. Por eso su padre le adoraba tanto.

¿Qué sentiste la primera vez que tuviste un libro escrito por ti entre tus manos? A mí me parece algo fascinante…

Que lo había conseguido, que me había superado, que lo había traído al mundo, que al fin todo tenía sentido. Estoy muy satisfecha porque es muy bonito y está muy bien hecho. Con mucho cariño, y eso se nota. Desprende esa energía. Cuando lo vi, me dio la sensación de que era como un helado, que da placer. Vi que había pasado a otra pantalla del videojuego. Que todo había merecido la pena. Que estaba en mi camino.

Háblanos del libro que has publicado con Editorial Letra Minúscula. ¿Qué encontrarán los lectores de La verdadera importancia de las cosas?

Es una buena pregunta, gracias por hacérmela. Encontrarán algo fresco, original, diferente y valioso. La verdadera importancia de las cosas es una obra compleja. Nunca hubiera pensado que se pudiera escribir así y sobre cosas tan cercanas, con tantas capas de sentido. A mí me parece fascinante. Creo que cada uno ve lo que tiene dentro y lo que puede ver. Aun no profundizando mucho te deja pensando, eso parece inevitable. También tiene mucho humor y ternura. Pero no nos engañemos, más allá de la aparente “sencillez” o superficialidad de lo que parece, engloba una crítica profunda a nuestro sistema de valores; a nuestra forma de consumir y de vivir. Hablo del espíritu y de la materia y de la relación entre ambos. Y de cómo nos hemos perdido en las cosas cuando buscamos la felicidad en ellas y ni las vemos, ni las apreciamos profundamente. Una pena… ¿cómo vamos a encontrar satisfacción en ellas cuando en realidad ni las vemos ni las apreciamos realmente? ¿Si no le prestamos la atención precisa a lo que es nuestra vida, compuesta de millares de pequeñas cosas y actos constantes? Y a la vez es una acto de apreciación profundo a todo lo que nos rodea. Y de reconocimiento.

Creo que en general hay una pérdida de foco para acertar a ver dónde radica el problema que tenemos y claro, si no lo identificamos, no lo podemos solucionar. Y en vez de eso, nos dedicamos a señalar en general e inconscientemente a otros (evitando así hacer nuestro trabajo) y eso nos impide avanzar. Y yo me di cuenta de que la clave estaba ahí, en las cosas y en nuestra relación con ellas, pero no he visto a nadie que lo cuente así por aquí. Quizás los maestros Zen, pero no abundan entre nosotros. ¿O sí?… Un apunte con nuestro código cultural, amable y bonito, con una voz femenina, no me parece que sobre. Eso es lo que aporta. Además permite desconectar y es bueno. Es un libro bueno (que tiene bondad).

Y al final, comparto mi gran descubrimiento sobre el Misterio de la Vida, lo que no es moco de pavo, que llevamos los seres humanos toda nuestra existencia buscándolo.

¿Cómo definirías tu estilo escribiendo?

Sencillo, profundo y conciso. Y creo que esto es muy importante hoy en día, que necesitamos hablar menos, y decir más. Y escuchar más.

El otro día me vino que una cosa es aportar y otra es añadir.

¿Cómo valoras tu experiencia publicando?

Pues acabo de empezar, no te puedo decir mucho más que estoy aprendiendo un montón, como siempre con las cosas que hago. Veo a medida que me adentro que hay una oportunidad para un buen contenido digital diferente en el mercado pero que hay que trabajar y formarse mucho, y contar con equipos que te ayuden a llegar porque ahora el marketing digital y la creación de contenido con la edición y la autopublicación son oportunidades, pero a la vez, son labores que descansan sobre la misma persona… y que pesan mucho porque engloban muchas profesiones (que hay que controlar) y que tradicionalmente han desarrollado las editoriales.

Y es que aunque delegues, tienes que saber qué delegar. No nos engañemos, la gente está acostumbrada a consumir productos de mucho nivel. Ni lo observamos, ni nos damos ni cuenta en general, pero sales a competir en un mercado en el que se invierte mucho en diseño, publicidad y marketing. Es la base de nuestra economía de mercado. Y no se puede salir de cualquier forma o siendo un cochambroso. He tenido la oportunidad de trabajar para grandes marcas, de vivir con un artista digital que ha trabajado en los niveles más altos de publicidad y sé lo que es la calidad y cómo funciona este mundo. Eso, gracias a Dios, es algo que tengo ganado. Ahora, estoy tomando muchas decisiones estratégicas atesorando herramientas y equipo para andar este camino lo más cómoda posible. Y estoy decidiendo con mucha información valiosa que antes desconocía. Estoy satisfecha de haber contado con Editorial Letra Minúscula, por ejemplo, porque valoro muchísimo la experiencia y las ganas de aportar de un equipo que sabe cómo hacer las cosas, porque está muy especializado, ya las han hecho y las hacen constantemente. Y en consecuencia, están al día de toda una complejidad que ellos facilitan. Con ello estoy muy contenta de haberme planteado esto profesionalmente, que es el único camino que tiene sentido para mí. El hágalo Ud. mismo es una trampa. Me he dedicado durante años a la comunicación como digo, y sé lo que vale el que otro haya hecho el camino de “prueba/error” necesario para aprender. Es algo valiosísimo. Y además, el precio es muy aceptable. Asequible.

¿Qué te gustaría conseguir con este libro?

Para mí lo importante es el proceso, el camino. La meta es ilusoria, no existe. Más allá de eso, compartir y crecer. Disfrutar con esto, reconciliarme con la facilidad inherente a la Vida, valorarla, creer en ella porque existe. Y que valoren lo que escribo como yo lo hago. Me gustaría que estos mensajes que tienen las cosas, les lleguen a mucha gente. Y ayudar. He sido activista y este es el siguiente paso natural en este ámbito, en mi evolución. Y sigo queriendo producir un cambio en el mundo. En el mundo de todo el que pueda.

¿A qué tipo de lectores va dirigida esta obra?

No lo sé. ¿A qué tipo de lector va dirigida una rosa? Es una buena pregunta. ¿A quién pueda apreciarla? Me gustaría que llegara también a la juventud por su frescura, que les diera que hablar, y que pensar. Y a las personas mayores que ya tienen una trayectoria vital, que lo pueden saborear de otro modo. Yo se lo he dedicado a mi sobrino Adrián. Lo que dice el libro es la enseñanza de todo mi clan, de lo que hemos aprendido. Adrián es el futuro de mi familia, tiene dos años y saluda todas las mañanas a todas las plantas de su casa. De esto me he enterado después de escribir el libro pero tiene un punto de sincronicidad y magia. Quería que Adrián creciera sabiendo cual es la verdadera Importancia de las cosas, pero él ya lo sabe. Esto es algo que le lego, para que no lo olvide cuando se asiente más en la realidad. Y que cuando lo pueda leer lo recuerde.

Háblanos de tu próximo libro…

Tengo dos o tres partes más de La verdadera Importancia de las cosas ya escritas. Es una saga. Estamos rodeados de tantas cosas que sería imposible hablar de todas ellas pero aún así, ahora que las cosas han encontrado una forma de expresarse, han resultado ser muy parlanchinas y tienen mucho que decir. Además, tengo otros libros escritos de poesías, frases y relatos cortos y reflexiones. Y uno de humor surrealista completamente en serio. Algunos muy avanzados y otros que necesitan ser colocados. Francamente, produzco tanto contenido que no doy a basto. Cuando tenga todo listo a nivel de marketing, descansaré que estoy sin parar y es un proceso este muy exigente, pero luego me pondré a clasificar donde va cada escrito. Y tomaré las siguientes decisiones de publicación. Voy a compartir con la gente que me sigue y que se suscriba a mi lista de correos contenido muy agradable e inspirado. Y muy necesario para pasar con éxito momentos con desafíos profundos como este que estamos viviendo. Hay veces que los escritos son tan actuales, tan del momento, que necesito compartirlos inmediatamente como ha sucedido con relatos que se me han ocurrido durante el confinamiento. Invito desde aquí a todo el mundo a que visite mi página www.saralamusa.com donde podrán encontrar mis redes sociales, y mi canal de YouTube. Esos son mis siguientes pasos. Hasta ahora, los manuscritos descansan en una cama para que no se impacienten y estén cómodos… están siendo muy buenos y pacientes, tengo que decirlo. Los libros vienen al mundo para ser leídos. Seguro que lo sabías ya que trabajas con ellos 😉

Por ahora, estos están contentos de salir a la luz pero saben que cada cosa a su tiempo, porque claro, saben de muchas cosas para eso son libros. Eso facilita siempre mucho las cosas, tratar con gente razonable.

Gracias por tu tiempo y mucho éxito.

Gracias a ti por tu interés y colaboración. Ha sido un placer.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.

Abrir chat
Hola😃. ¿En qué podemos ayudarte? Mándanos un mensaje o una nota de voz💬.