Página de venta en Letra Minúscula

¿Cuánto hace que escribes? ¿Eras de esos niños que soñaban con ser escritores?

Escribo desde pequeño, desde entonces me visualizaba como un escritor.

A manera de anécdota. Recuerdo que cuando visitaba bibliotecas, o librerías, miraba los estantes de libros, leía los títulos y decía que todos estos libros fueron escritos por mí. Cosa de chicos, pero yo me lo creía.

¿Qué sentiste la primera vez que tuviste un libro escrito por ti entre tus manos? A mí me parece algo fascinante…

Estoy de acuerdo en ello, me pareció algo emocionante. Me comparaba con Juan Ramón Jiménez, en Platero y Yo; o a  Franz Kafka, en la Metamorfosis. Entonces decía que si ellos crearon algo real de lo imaginario yo también podría hacerlo.

Háblanos del libro que has publicado. ¿Qué encontrarán los lectores de Forastero en Jerusalén?

Más que un mensaje, nos llevará a la reflexión, a un crecimiento espiritual. Este libro nos trae un aliciente. Desde el enfoque bíblico, y para la vida cristiana, nos revela cuán grande es el amor y gracia de Cristo, cuando confiamos en Él, y aunque no lo vemos, sentimos su presencia en el camino. Esa presencia inspira a permanecer en fe. Confiando en Él, somos más que vencedores.

¿Cómo definirías tu estilo escribiendo?

En cuanto al estilo, lo explico de la siguiente manera. Como por lo general escribo textos de estudio en base a teología, el enfoque es más didáctico, académico.

De allí derivan el contenido de mis obras, que vienen a ser la fuente de información. Entonces al momento de acribar un libro, modifico la forma textual  académica, y le doy una tonalidad épica, y de cuando en cuando utilizo la prosa. Me gusta el decoro descriptivo de la atmósfera y también interactúo con el lector.

Estos elementos hacen que la obra sea interesante, amena, así se rompe el protocolo de la monotonía, pero al mismo tiempo el libro ayuda a la instrucción del lector.

¿Cómo valoras tu experiencia autopublicándote?

De hecho, es una nueva experiencia, porque me considero de la vieja escuela tradicional. Con esto deseo decir, que la publicación por sí misma ofrece una valiosa oportunidad a los escritores, debutantes o con experiencia. Lo cierto es que antes se tenía que depender de editoriales, y en esos medios no se tenían oportunidades.

Autopublicación: es la liberación de los obstáculos que enfrentaba el escritor para dar a conocer su obra.

¿Qué te gustaría conseguir con este libro?

El propósito es fundamental. Dar a conocer la verdad de Cristo al mundo. Aun hay muchos que la desconocen, mis libros están proyectados para las naciones. En sus páginas se predica el cristianismo.

¿A qué tipo de lectores va dirigida esta obra?

Como escritor de género no ficción, me ubico en la categoría de “vida Cristiana” y “crecimiento espiritual”. El trasfondo sería “religión”. Entonces los lectores que se interesan por esta clase de obras por lo general son cristianos, pero también personas que desean crecer espiritualmente.

Háblanos de tu próximo libro…

El próximo libro es muy valioso para mí. De cierto, no escribo para mí, más bien para un público, pero el proceso lo disfruto igual. La obra se titula El Mesías prometido.

Viene a ser una crónica de la vida y ministerio de Jesús de Nazaret. Anunciado proféticamente en el Antiguo Testamento, y llevado a cabo en el Nuevo Testamento. Es una crónica de una vida perfecta.

Gracias por tu tiempo y mucho éxito.

Gracias a ti Roberto por ofrecer la oportunidad de ser un escritor de éxito y por la orientación que ofrece Letra Minúscula a muchos escritores.

¡Bendiciones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This