¿Cuánto hace que escribes? ¿Eras de esas niñas que soñaban con ser escritoras?

Siempre me ha gustado escribir. A los 14 años gané el Segundo premio nacional de Redacción que patrocinaba una marca de refrescos y un periódico. Siempre he disfrutado con la forma de contar las cosas, con el dominio del lenguaje… pero pensar en ser escritora me parecía una utopía. Lo que más me gustaba en el mundo era leer y pensar en acercarme siquiera al lugar en que yo situaba a los escritores me parecía una fantasía peligrosa, por irreal. Después tenía tanto que estudiar (Medicina) que apenas tenía tiempo para leer, cuanto menos para escribir. Hasta que llegó un momento, hace unos seis años, en que todo lo que veía, todo lo que pensaba, se transformaba en cómo yo lo describiría. Era como si, en mi mente, escribiera de una forma constante. Y entonces empecé a escribir: como una necesidad vital, para sobrevivir.

Todo escritor debe cuidar su relación con los lectores, sobre todo si ha decidido autoeditarse. Cuéntanos algo de tu experiencia con los que te han leído.

Los lectores valoran mucho la sensibilidad que se trasluce en mis libros y el hecho de que pueden percibir las situaciones con todo detalle, tanto en la forma como en el fondo. Comentan que son escritos profundos, que les llegan al alma, y en los que se ven perfectamente reflejados. Valoran que mi forma de escribir no sea artificiosa, que no utilice calificativos floridos o palabras rimbombantes.

Creo que es importante que lo escrito tenga un aspecto de naturalidad, aunque eso lleve detrás, a veces, mucho trabajo.

¿Qué van a encontrar los lectores de El corazón y la palabra? Explícanos un poco el contenido de este libro.

Son relatos muy cortos, pero no me gusta llamarlos «microrrelatos». Más que una trama, en muchos de ellos lo que hay son escenas, momentos de una vida, de gente como cualquiera de nosotros, de gente normal que sufre y que goza y que vive. En otros, algo más largos, hay una trama no muy distinta de la vida de cualquiera, sin fantasías, sin imaginaciones exaltadas, pero contada de una forma especial, poniendo el punto de mira en los pequeños detalles, que son los definitivos, los más importantes.

¿Qué tal llevas el tema de las redes sociales?

Debemos vivir el momento que nos toca, y las redes sociales son una realidad hoy día. Tengo un blog y una página en Facebook. También estoy en Instagram y en Google +, pero me gustan menos porque me aburre ver todo el día lo que come la gente o adónde va con los amigos. En cuanto a Twitter, también estoy pero no sigo los hilos porque no puedo dedicarle tiempo.

Háblanos de tu próximo libro…

Tengo en mente una novela pero me temo que tendrá que esperar porque escribir relatos cortos me lleva tiempo, pero una novela necesita mayor dedicación aún. Los personajes de una novela están vivos y viven también dentro de ti. Escribir una novela no puede hacerse en ratos libres, o robándole tiempo al tiempo de ocio, y menos, al tiempo que dedicas a trabajar (si no eres escritor profesional, claro).

¿Qué libro de los que has publicado recomendarías a alguien que no te haya leído nunca?

En realidad recomendaría cualquiera de los dos libros que he publicado, pero me parece más compacto, más redondo, este segundo libro. Como todos los oficios, el de escribir también se mejora con el tiempo.

 

Gracias por tu tiempo y mucho éxito.

Entrevista a Adela Villoria, autora de “El corazón y la palabra”
4.8 (96.67%) 6 votos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies