fbpx

El blog de los escritores

Pirateria de libros
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Piratería de libros: cómo un escritor puede evitarla

Introducción

La piratería de libros y de otras obras artísticas es casi tan vieja como la producción industrial en serie.

Si un libro, un disco o una película son muy populares entre el público, ten la certeza de que han sido pirateados. Muchos escritores sienten terror cuando oyen hablar de piratería.

Piratear es distribuir ilegalmente un contenido creado por otros. Fotocopiar un libro y vender las copias es una manera rudimentaria pero muy eficaz de piratear ese libro.

Hoy con un ordenador común o un móvil de los más baratos y una conexión a internet se puede copiar cualquier libro en segundos y enviarlo a todo el mundo.

Esta afirmación no deja tranquilo a ningún escritor y trae más dudas que certezas: ¿es seguro publicar en Amazon?, ¿qué hago si piratean mi libro?, ¿es cierto que la piratería puede ser beneficiosa?

Ahora te vamos a responder estas y otras preguntas.

También te brindaremos un protocolo para actuar de inmediato si alguien piratea tu libro. Si te han pirateado o tienes miedo de que te ocurra, este artículo llevará tranquilidad a tu mente.

Se pueden piratear libros en papel y en ebook

Tienes que saber esto inmediatamente: la piratería de libros es inevitable, la única manera de estar completamente a salvo de ella es no publicar nada. Y eso es absurdo. Pero eso no quiere decir que vas a dejar que te pirateen, así como así.

Imagina el peor escenario posible: publicaste un libro después de dos años de trabajo, las ventas iban bien y se desplomaron de golpe. Diagnóstico: te han pirateado, tu libro se consigue gratis o más barato por ahí, en internet, y por esas ventas tú no ves un centavo.

Tu sensación de impotencia es incluso mayor cuando descubres que los piratas también están ganando dinero con banners y otras formas de publicidad que ponen en el sitio donde malvenden tu trabajo.

¿Qué vas a hacer?, ¿te vas a quedar de brazos cruzados mientras se roban el fruto de tu esfuerzo?

De ninguna manera. Te han robado un libro, ¡qué no se roben tu sueño de ser escritor!

¿Es realmente mala la piratería de libros?

A veces vemos con asombro que algunas personas se atreven a defender la piratería.

Unos levantan la falsa bandera de la democratización del conocimiento y la libre circulación de los saberes, entonces se creen con derecho para apropiarse de cualquier libro y regalarlo poniéndolo en un sitio web para que cualquiera lo descargue.

Evidentemente es muy fácil pasar por rebelde antisistema «democratizando» (¡robando!) el trabajo de otros, pero habría que ver qué dirían estos ciberpiratas si la propiedad intelectual robada fuera de ellos y no de terceras personas.

Otros dicen que la piratería de libros es una manera de llegar a todo el mundo incluso sin esfuerzo. El escritor brasilero Paulo Coelho se ha expresado en este sentido, al igual que Bill Gates, creador y propietario de Microsoft.

Coelho sabe que sus libros se piratean en todo el planeta, pero dice aceptarlo. Indudablemente los libros piratas acrecientan su fama.

Bill Gates, por su parte, sabe que hay más Windows piratas en el mundo que versiones originales, pero eso le garantiza extender su monopolio hasta el último rincón de la tierra, incluso a regiones con bajísimo poder adquisitivo.

Estos puntos de vista, que pueden parecer muy interesantes y hasta razonables, están bien para escritores y desarrolladores de software multimillonarios, gente que ya está de vuelta.

Pero el caso de los escritores independientes es totalmente distinto, no hay punto de comparación entre un gigante de los best sellers como Paulo Coelho y un humilde autor que hace sus primeras armas en la autopublicación.

Entonces pon atención a lo obvio:

La piratería no te conviene, cuando te piratean están violando tu derecho a cobrar por el trabajo realizado con tanta dedicación y paciencia. Clic para tuitear

Si estás poniendo todos tus esfuerzos en publicar un libro de calidad y darle difusión para que se venda bien, pero al mismo tiempo no te importa que circulen copias piratas por ahí, no te estás enfocando bien.

La piratería de libros siempre es mala y perjudica a los escritores, sobre todo a los autores independientes.

¿El ebook es vulnerable?

Evidentemente, copiar un libro en formato papel es difícil: hay que escanear las páginas, controlar que los escaneos estén bien hechos y quizás retocarlos un poco (página por página), luego hay que imprimir el documento y encuadernar el libro.

Con algunos archivos de texto digitales el asunto es más fácil: todos hemos copiado texto de una web o hemos enviado un documento de Word por e-mail. Pero copiar un ebook no es tan fácil.

Amazon KDP y otras plataformas de autoedición cuentan con sistemas de «gestión de derechos digitales» (DRM, por Digital Rights Management).

¿Para qué sirven estos sistemas? Los DRM básicamente impiden que usuarios no autorizados accedan a archivos de terceros.

Cuando compras un libro en Amazon, más que el archivo en sí estás comprando el permiso para leerlo. Ese permiso está vinculado con tu cuenta de usuario y los dispositivos donde inicias sesión con ella.

Así que no cualquiera que compre y descargue tu ebook va a andar repartiendo copias graciosamente por ahí. Eso simplemente no se puede hacer.

Lo que sí se puede hacer es leer los libros que compras en Amazon en todos tus dispositivos, incluso sin necesidad de tener un Kindle. Para eso puedes instalar las aplicaciones de Kindle para ordenador o para teléfono móvil (Android e iOS).

Entonces, si bien es cierto que los ciberpiratas nunca descansan y siempre encuentran la manera de copiar y robar cualquier información, con el ebook no lo tienen tan fácil como mucha gente piensa.

¿Hay robots que roban libros?

Existen muchas aplicaciones de internet diseñadas para realizar acciones masivas de forma automática. Lo más básico es una búsqueda, como la que hace Google: el robot de Google busca resultados para cierta palabra clave y los muestra en pantalla. Los ordenadores de Google ejecutan esa acción cientos de millones de veces al día.

No pienses en un robot como los de las películas, los robots de los que te hablamos son simplemente aplicaciones informáticas, piezas de software programadas para repetir una tarea.

Algunos hackers se valen de estas herramientas para atacar. Una práctica muy usual es mandar millones de solicitudes a una misma web, hasta hacerla colapsar.

¿Viste los «CAPTCHA», cuando una página te pide que copies unos caracteres distorsionados para demostrar que no eres un robot? Así se protege ese sitio de las solicitudes automáticas, porque el robot no entiende los CAPTCHA pero los humanos sí.

Hay robots diseñados para buscar y descargar masivamente libros de internet. No los libros de Amazon, esos siempre están protegidos. Nos referimos a libros disponibles de manera gratuita con permiso del autor.

Con esos libros descargados en masa, el dueño del robot puede hacer lo que quiera como por ejemplo venderlos a espaldas del autor o redistribuirlos gratis sin su permiso.

Pero se puede vencer a estos robots. Lo que tienes que hacer es agregar pasos intermedios que dificulten la descarga automática de tu material, para que te asegures de que siempre será descargado por un usuario humano.

Podrías implementar tu propio CAPTCHA, pero no es tan fácil.

La mejor opción es pedirles a tus lectores que se suscriban a una lista de correo, para que solo de esa manera puedan recibir el material que tú quieres compartir con ellos.

Si te da curiosidad saber cómo funciona esta metodología, te invitamos a suscribirte a nuestra lista de correo. Recibirás contenidos exclusivos sobre autoedición de libros, información que no compartimos en ninguna otra parte.

Creative Commons para libros

La verdad es que, si vas a vender tu libro, lo mejor es registrar la propiedad intelectual a tu nombre y conservar todos los derechos para ti.

Pero si estás publicando un texto por entregas, por ejemplo, poniendo un capítulo por semana en tu blog, quizás te convenga una licencia Creative Commons.

Existen varios tipos de licencias Creative Commons, pero la idea básica es que le das libertad al usuario para que comparta tu texto, siempre y cuando te señale como autor y se abstenga por completo de los fines de lucro.

En este tipo de licencia puedes permitirles a los usuarios que copien tu contenido, pero al mismo tiempo prohibirles que lo modifiquen. O sea que lo tienen que compartir tal cual está, y siempre diciendo que tú eres el autor.

Más que una protección propiamente dicha, Creative Commons es una forma de indicar a otros cómo pueden hacer un uso autorizado de tus contenidos.

Si, por el contrario, no puedes vivir con la idea de que alguien copie así sea una sola línea de texto de tu web, puedes activar una opción especial para impedir que los usuarios seleccionen y copien texto de ella.

Esto tiene algunas desventajas. Por empezar, necesitas conocimientos de programación para hacerlo.

En segundo lugar, los sitios que no permiten copiar texto son bastante odiosos para el usuario, probablemente muchos se lleven una mala experiencia en tu web y decidan no volver a entrar.

Por último, adivina qué: sí, existen maneras de copiar el texto de tu web aunque impidas seleccionarlo o anules el clic derecho del usuario.

Entonces lo mejor es compartir en tu página de escritor solamente contenidos que quieres liberar para la comunidad. Y si en algún momento decides vender un libro que contiene texto anteriormente publicado en tu blog o en tu página, ¡no olvides borrar ese texto de internet una vez que publiques el libro!

¿Es seguro publicar en Amazon KDP?

Amazon es la tienda online más grande del mundo. Es una empresa que comparte el podio de los gigantes colosales de la tecnología con Google, Facebook, Apple y Microsoft.

En consecuencia, es natural que Amazon tenga los estándares de ciberseguridad más altos que existen. Mientras tú sigues con tu vida, ellos invierten literalmente millones de dólares en proteger todos sus archivos, incluido tu libro.

Pero todos sabemos que es posible piratear documentos del Pentágono, hackear bancos y robarles el dinero… ¿por qué Amazon iba a ser la excepción?

En síntesis, Amazon KDP es una plataforma tan segura como las más seguras del mundo y, en lo que respecta a protección contra piratas de internet, ellos hacen todo lo que es materialmente posible.

¿Cómo saber si han pirateado mi libro?

Hablamos de piratería de libros propiamente dicha cuando alguien distribuye tu obra en papel o por internet a tus espaldas.

Pero hay muchos casos falsamente identificados como piratería de libros. Algunos escritores creen que les han pirateado el libro, pero se equivocan.

En algunas páginas de internet los hackers ofrecen bajar gratis cualquier libro (el tuyo, por ejemplo).

Esa oferta es falsa y cuando haces clic en «descargar», lo que en realidad descargas es un software malicioso, un programa que no te permitirá descargar ningún libro (ni legal ni ilegalmente), pero en cambio te robará tus datos bancarios o te dejará bloqueada la información del ordenador hasta que pagues un rescate por ella.

En ese caso no hay piratería, tu libro nunca estuvo disponible desde el principio, solo era una carnada para atrapar a los incautos.

Otro caso mal interpretado como piratería de libros es cuando descubres que alguien vende uno o más ejemplares de tu libro en papel de segunda mano. Los libros de segunda mano son una fuente legítima de ingresos, mucha gente termina de leer un libro y lo canjea por otro o lo vende a mitad de precio en internet o en una librería de saldos editoriales.

En ese caso no hay de qué preocuparse, ¡al contrario! Si tu libro llega a venderse de segunda mano puedes darte por satisfecho como autor: una sola copia llegará a distintas personas y se multiplicará la vida útil de tu trabajo.

¿O acaso prefieres que tu libro se quede para siempre intacto y arrumbado en el anaquel de una biblioteca?

¿Qué hago si piratean mi libro?

Primero, recupera la calma de inmediato. A lo hecho, pecho. No se puede volver el tiempo atrás, ahora enfrentas un problema y debes resolverlo.

Te será muy fácil hacerlo siguiendo los pasos de este protocolo de actuación en caso de que pirateen tu libro:

1. Realiza la denuncia a las autoridades locales

La piratería de libros es robo y todo robo es delito. Por eso el primer paso ante estos casos siempre es iniciar las acciones legales pertinentes.

2. Denuncia el hecho a la plataforma donde está publicado tu libro

Las plataformas de autopublicación tienen un contrato comercial contigo y se benefician con cada venta que te ayudan a hacer. Por eso también les interesa perseguir judicialmente a todos aquellos que perjudiquen tu negocio.

3. Refuerza la cantidad de contenidos gratuitos para tu público

Si te han pirateado «exitosamente» es porque a la gente le gusta lo que escribes. ¡Ánimo! Es hora de darle al público lo que te pide: deja que descarguen tu libro de manera gratuita por algunos días o publica una muestra gratis del primer capítulo o una selección de texto.

Si consigues posicionar bien estos contenidos las ofertas piratas quedarán sepultadas bajo resultados de búsqueda que te convienen a ti: vídeos relacionados con tu trabajo como autor, entradas de tu blog, links a sitios donde se vende legalmente tu libro, etc.

4. Concéntrate en lo que depende de ti

Nunca bajes el nivel, continúa escribiendo y publicando con calidad. Y sigue cuidando tu libro lo mejor que puedas pero no caigas en pánico ni te dejes amedrentar por ciberdelincuentes.

¿Cómo evitar la piratería de libros?

La piratería de libros es el terror de algunos escritores. ¡Qué flagelo! Desafortunadamente no hay nada que pueda hacerse para evitarla, solo es posible combatirla.

Si publicas en papel con una editorial tradicional y te piratean, lamentablemente no hay más que decir, unas copias baratas y espantosas de tu libro andarán por ahí y es casi imposible eliminarlas a todas.

Pero cuando publicas en ebook siempre tienes la posibilidad de combatir a los piratas y ganarles terreno en internet aumentando la exposición de tu trabajo, posicionándote mejor que ellos, saturando las búsquedas a tu favor con contenidos creados, autorizados y controlados por ti.

No puedes permitir que la gente busque tu libro en Google y encuentre primero sitios que lo venden o lo regalan a tus espaldas…

Y tampoco permitas que el temor te paralice. Enfrenta la situación con resiliencia. Si te dejas llevar por la emoción desagradable de haber sido robado, los piratas habrán ganado la partida y no habrá justicia para nadie.

Pero si adoptas una mirada realista podrás sobreponerte rápidamente al tropezón y hasta sacarle partido.

¿Piratearon tu libro? ¿No quieres publicar porque te da terror la idea de que alguien piratee tu trabajo? ¿Qué otras estrategias se te ocurren para combatir a los piratas de internet?

¡Déjanos un comentario aquí abajo, nos encantaría conocer tu opinión y responder todas tus dudas sobre este y otros temas!

Puede que esto te interese...

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

6 comentarios en «Piratería de libros: cómo un escritor puede evitarla»

  1. Muchas gracias por el nuevo video acerca de la piratería. Estoy dispuesto a seguir adelante con mi libro y espero que en los próximos días la diseñadora Alicia Fundora(mi hijastra y representante de toda confianza) pueda contactar directamente con ustedes para aclarar ciertas dudas y para poder hacer realidad nuestro proyecto en el menor plazo posible.
    Como siempre reciban mis más cálidos saludos,

    Eugenio.

    Responder
  2. Es excelente la forma en que presenta y comenta los temas el señor Roberto. Tanto que escucharle nos estimula a pensar que estamos a escasos intervalos de tiempo, de sueños, para publicar nuestros libros que son cuentos cortos. Dos de ellos son infantiles, que pueden, por la cantidad de cuentos, llegar a ser tres o quizás cuatro. Los otros son un compendio de cuentos con mucha fantasía:
    Asombrosos.
    Solo con Dios.
    Sombras de amor
    Buscando entre los cuentos (editorial sur de la UNEAC).
    Dos puntos negros (para la tercera edad).
    Los libros (ebook), maquetados en InDesigne y con imagenes diseñadas por mi. Soy fotógrafo y profesor de fotografía, miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Hoy día estoy en Colombia (aunque soy residente cubano) y creo poder escribir con una dirección postal de este paí y tal vez otra de Canadá.
    Mi web está abandonada, la abrí cuando acá tenía mi Academia de Fotografía. Pero existe.
    ¿Pudiera tener un vínculo con ustedes?
    Muchas Gracias
    Rigo García.

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.