fbpx

El blog de los escritores

Cómo crear un villano escritores
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cómo crear un villano: consejos para escritores

Todos sabemos que el argumento de una buena historia se basa en un conflicto, una confrontación entre personajes que tienen deseos opuestos.

Cada personaje tiene una visión particular del mundo, unas motivaciones y una trayectoria que lo hacen único. El villano no es la excepción.

Continúa leyendo y aprenderás cómo crear el villano perfecto para tu historia.

Cómo crear un villano memorable

«Cómo crear un villano» es uno de los interrogantes más frecuentes entre escritores de todo el mundo. Crear un villano original que avive las emociones del público es una tarea difícil y conviene realizarla de manera metódica, controlando cada detalle.

Diferencia entre villano y antihéroe

Definición de villano

Según el diccionario, un villano es alguien «ruin, indigno o indecoroso» (RAE, 2022). Entonces, para que tu villano se distinga con claridad del resto de los personajes, debes darle esos tres atributos.

Parece fácil, pero crear un villano creíble no es tan simple porque, si un personaje es exageradamente ruin, indigno o indecoroso, los lectores lo rechazarán y, con él, a tu libro.

Definición de antihéroe

Por su parte, el antihéroe es un «personaje destacado de una obra de ficción cuyas características y comportamientos no corresponden a los del héroe tradicional» (RAE, 2022).

Esto quiere decir que el villano no es un antihéroe. El villano es necesariamente el «malo de la película», en tanto que el antihéroe es una especie de héroe atípico, que se sale del libreto tradicionalmente prestablecido para su rol.

Cómo crear un supervillano: guía paso a paso

La literatura es inspiración, imaginación y fantasía. Sin embargo, las grandes obras de ficción suelen estar planeadas hasta en el más mínimo detalle. Obras breves como El principito o extensas y complejas, como Rayuela, tienen algo en común: hay una estructura precisa que articula todos los elementos de la trama, entre ellos, los personajes.

Una buena novela es como un mecanismo de relojería aplicado a la creación literaria. Interesante, ¿verdad?

Ahora vamos a darte una serie de consejos prácticos para crear un villano de novela. Sigue estos pasos:

#1. Elige un buen nombre

Teorías filosóficas aparte, te conviene que el nombre de tu villano refleje su identidad como tal. Usa palabras asociadas a cosas malas, bajas, desagradables, y defórmalas un poco hasta conseguir el efecto deseado.

También puedes inspirarte en nombres de villanos famosos e imitar parcialmente su fonética.

#2. Elige valores negativos (antivalores)

Todos los personajes de una buena obra literaria defienden una serie de valores, aquello que les parece justo, los ideales que le dan sustento a sus deseos y sus metas en la vida.

Según su ideología, cada personaje cree que lo que hace es correcto, que está justificado de alguna manera.

Entonces, un personaje será bueno o malo según los valores que defienda, según aquello que crea digno de defender o de conseguir.

Por ejemplo, un personaje se roba el dinero destinado a construir un hospital para construirse una mansión. Ahí tenemos un claro villano. Si indagamos sus valores, sus ideales, rápidamente encontramos el placer, asociado al egoísmo.

Imaginemos que en la misma novela hay un personaje que se roba el dinero destinado construir un casino y lo utiliza para construir el hospital. Los valores de este personaje serán el cuidado de la salud y la solidaridad, por ejemplo, qué el considera más importantes que la diversión y, en algún sentido, la propiedad privada.

En este ejemplo, las metas de los dos personajes quedan claras y, a primera vista, podrían parecer iguales, porque el dinero es el mismo. Pero cuando comprendemos las motivaciones de cada uno, empatizamos solo con uno de los personajes, en general, con «el bueno».

Entonces, lo que nos conduce a poner el rótulo de «villano» en un personaje de esta historia es el hecho de que comprendemos sus motivaciones, pero no las compartimos. Al contrario, las repudiamos. Y, mientras más fuerte sea este repudio, más villano será nuestro villano.

#3. Elige algunos rasgos positivos

Mostrar el costado bueno de tu villano puede ser una estrategia excelente para ganarle un lugar en el corazón de los lectores.

No olvides que el villano, por más villano que sea, es humano y, si lo sobrecargas con demasiados rasgos de maldad, el personaje será poco creíble para tus lectores.

Todos los seres humanos tenemos algo bueno. Piensa en el déspota más terrible que haya dado la historia. Seguramente hay algún componente de su personalidad que despierta la empatía de los demás, por ejemplo, una gran ternura hacia los animales, un talento fenomenal para cantar o para cocinar, una memoria asombrosa, etc.

#4. No uses clichés

¿Cómo crear un personaje villano que sea recordado por el público? Pues… ¡huyendo de los estereotipos! No crees villanos planos, sin profundidad.

La maldad del villano debe ser épica, no anecdótica. Supongamos otro ejemplo: el villano de tu novela es «un psicópata que quiere conquistar el mundo». De acuerdo, es un buen comienzo, pero no puedes quedarte ahí, repitiendo esas palabras como un mantra.

¿Cómo crear un villano que tenga esas características? Pues, poniéndolas de manifiesto en el texto, de manera explícita: cuenta, por ejemplo, cómo pretende tu villano esclavizar a los demás seres humanos, ¿se robará todo el oro de la Reserva Federal?, ¿disparará un rayo sobre la tierra?, ¿usará recursos mágicos? Define bien tu villano, trabaja en su psicología.

Evita la escritura simplista del villano de tu novela.

#5. Haz un contraste claro entre el villano y el protagonista

Este es el punto más sensible en la creación de un villano para tu novela. El villano y el héroe de tu novela deben estar opuestos, evidentemente, pero esa oposición no debe ser simple.

No escribas una historia maniqueísta donde solo haya buenos y malos. El villano es malo y el héroe es bueno, estamos de acuerdo, pero eso no quiere decir que el villano deba ser el único que tiene rasgos negativos, o que el héroe tenga que ser 100 % bueno.

Entre la bondad y la maldad absolutas hay toda una gradación de términos medios, una serie de matices que enriquecen el universo conceptual de tu novela y humanizan tus personajes. No caigas en el reduccionismo.

Quizás el héroe y el villano de tu novela tienen una misma meta, por ejemplo, ganar una medalla olímpica en yudo. Entonces, en el desarrollo de tu novela, muestras cómo hace cada personaje para lograr el objetivo.

Imaginemos que el villano hace trampa, pero gana tiempo para estar con sus hijos, mientras que el héroe se esfuerza para ganar limpiamente, pero, en el camino, descuida a su familia. La actitud del villano no es completamente reprobable, así como tampoco son totalmente loables las acciones del héroe.

Muchos quieren negarlo, pero siempre se debe recordar que la ficción imita a la realidad. En la vida real es normal que personas «buenas» hagan malas acciones y que personas «malas» hagan el bien. Esto se debe a que, en este mundo, las cosas no son «blancas» o «negras».

Cómo crear un villano de novela

Una vez que hayas definido los puntos anteriores, o también antes de hacerlo, quizás te interese saber que hay distintos tipos de villanos, según sus características. Los principales son los siguientes:

Tipos de villanos

#1. El fanático

El villano fanático es un personaje que tiene unas convicciones ideológicas, políticas o religiosas tan fuertes que es totalmente incapaz de aceptar que haya personajes que tengan ideas distintas.

En consecuencia, el villano fanático puede realizar acciones viles, como un asesinato o un atentado terrorista, llevado por su fanatismo. El fanatismo del villano fanático es la principal motivación de sus acciones.

Escribir un buen villano fanático es bastante difícil porque los estereotipos rondan a la vuelta de cada página.

Si quieres evitar los lugares comunes en tu novela, te será muy útil contratar un informe de lectura profesional que te permita darles la profundidad ideal a tus personajes.

#2. El hipócrita

El villano hipócrita es el falso, el que dice una cosa y hace otra, el que es capaz de mentirte a la cara de la peor manera sin que se le mueva un pelo.

El villano hipócrita es aquel que busca transmitir la imagen de que es una buena persona, pero en realidad es perversamente malvado.

El villano hipócrita suele ser también egoísta.

#3. El psicópata

El villano psicópata es un clásico en las novelas de misterio y de terror y en los policiales negros.

El villano psicópata hace daño por el mero placer de hacerlo, disfruta causando el mal.

#4. El demente

Este villano se caracteriza por su insania, su falta de juicio patológica. Actúa inconscientemente, movido hacia el mal de manera inevitable por su propia mente, pero en algunas ocasiones tiene cierto grado de voluntad sobre sus actos.

#5. El villano hecho por el entorno

Ciertos ambientes son especialmente propensos a generar conductas villanescas en las personas: barrios donde la supervivencia es difícil, padres ausentes, vulnerabilidad social y otros factores contribuyen a este cóctel singular que a veces conduce al crimen y la delincuencia.

Cómo crear el villano perfecto para tu historia

#1. ¿Cómo escribir un protagonista villano?

Hazlo de manera realista, sin caer en estereotipos. Y no juzgues a tu personaje, deja que el lector lo haga.

#2. ¿Qué hace a un buen villano?

Los factores centrales que hacen a un buen villano son la bajeza de sus metas en la vida y la manera vil de conseguirlas.

#3. ¿Cómo hacer un buen antagonista?

El antagonista ideal de una novela debe oponerse al protagonista con matices y reservas. En una buena novela, ningún personaje es completamente bueno ni completamente malo.

#4. ¿Cómo crear un supervillano creíble?

El villano se caracteriza por las decisiones que ha tomado a lo largo de su vida. Quizás debió atravesar las mismas circunstancias nefastas que vivió el héroe, pero decidió no seguir sus pasos, sino ir en el sentido contrario.

#5. ¿Puede ser bueno un villano?

Sí, es muy recomendable darle algunos rasgos positivos a tu villano, para que gane verosimilitud. También puedes crear un villano que oscile entre el bien y el mal, y se encuentre en distintos bandos a lo largo de la historia.

¿Cómo es el villano de tu novela?

Nos encantaría que nos cuentes sobre tu trabajo literario. Si necesitas ayuda para definir algún aspecto de tu obra, cuenta con nosotros. Podemos ayudarte a autopublicar tu libro y venderlo en todo el mundo.

¡Déjanos un comentario y cuéntanos qué estás escribiendo!

Puede que esto te interese...

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

10 comentarios en «Cómo crear un villano: consejos para escritores»

  1. Estoy escribiendo una novela de Ficción en la que mi personaje hace duras críticas al animalismo, al antiespecismo al veganismo etc. De hecho el animalismo es uno de los villanos de la novela, no hace mención a ninguna asociación en concreto, tan solo lo critica a modo de movimiento y lo implica en situaciones delictivas.
    También hace duras críticas a personajes históricos, aunque lo que se dice de ellos es del dominio publico Calígula y Hitler y Ghandy no fueron santos. La información sobre estos personajes entre otros la he tomado de la historia y del periodismo. No se aporta nada nuevo.
    También critica algunas frases populares de filósofos por no estar de acuerdo con ellas porque no se cumplen en la vida real, son tópicos.
    Es esto ilegal, podría tener algún problema legal.
    Es una novela de ficción y voy a poner una advertencia de que esto es solo eso ficción.

    Responder
  2. Escribí una novela multifacética. Tiene aproximadamente 400 páginas. Reconozco que necesito de un buen corrector literario; cuando digo “bueno” no solo me refiero a sus conocimientos académicos, sino con experiencia suficiente para interpretar al autor.
    He probado varios y he fracasado.
    Mi proyecto es presentar una novela y publicarla online.
    Podemos hablar?
    Betty Berman

    Responder
  3. Gracias por este documento, en realidad me ayuda mucho porque en este momento estoy escribiendo una novela en la que crearé una villana muy particular…

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.