fbpx

El blog de los escritores

Miniatura blog El lector ideal
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El lector ideal: cómo definir nuestro lector ideal

¿Qué es el lector ideal?
El lector ideal es el público objetivo al que va dirigido un libro. Es alguien interesado en el contenido de ese libro y que lee habitualmente obras similares. Por lector ideal entendemos un estereotipo de lector que suele coincidir con la mayoría de los lectores de un determinado tipo de libros.

Todo texto está escrito para un público específico.

En algunos casos esto es muy evidente. Por ejemplo, frases como «Señores padres» o «Queridas maestras» apuntan a un grupo concreto de personas y, si tú no eres padre o maestra, puedes estar seguro de que ese texto no es para ti.

Pero en una obra literaria extensa como una novela, por ejemplo, identificar el público objetivo al que se dirige el texto es una cuestión más profunda.

7 Pasos para identificar al lector ideal de tu libro

El secreto de los escritores independientes que hacen muchas ventas es enfocar todos sus esfuerzos en el sector del público mejor predispuesto a comprar sus libros.

Aquí tienes un brevísimo tutorial en 7 pasos para descubrir por ti mismo dónde están tus lectores ideales y cómo establecer una relación duradera con ellos.

#1. Define el género literario de tu libro

La primera regla básica del mundo editorial es clasificar los libros según géneros literarios.

Todas las obras literarias pertenecen a uno o más géneros, basta preguntarse «¿qué tipo de libro es este?» para averiguarlo.

Los géneros literarios son tipos de texto más o menos fijos, maneras de escribir tradicionales. Algunos géneros clásicos son novela, ensayo, cuento, poema, etc. La gente ya los conoce muy bien.

Con el paso del tiempo y el cambio de costumbres, los géneros han ido variando y se desarrollaron muchos subgéneros en su interior.

Una novela puede ser policial, romántica, histórica… Y, a su vez, la novela policial puede ser negra, de enigma, regionalista y un interminable etcétera.

Sea cual sea el tema o la manera en que está escrito, tu libro puede y debe ser clasificado según uno o más géneros literarios.

#2. Descubre a tu lector ideal

Algunos escritores creen ingenuamente que el público potencial de su libro es todo el mundo, desde un niño de diez años hasta un señor de setenta. Eso podría llegar a ser cierto si eres el escritor de una obra maestra como el cuento de Hansel y Gretel. Pero un caso así se da entre millones.

Tienes que ser realista. Tu libro no tiene por qué gustarle a todo el mundo.

Si concentras los esfuerzos en un grupo específico de lectores potenciales te será más fácil llamar su atención con un mensaje claro y directo, algo que los haga sentir aludidos de inmediato. Ese mensaje es tu libro.

Lector ideal, público objetivo, IRA (Ideal Reader Avatar) o simplemente avatar son términos equivalentes. Todos ellos se refieren a una persona hipotética que sería capaz de sacar el máximo provecho del mensaje que quieres transmitir en tu libro. No es una persona real, es una abstracción.

Por ejemplo, si escribes un libro sobre mecánica de coches, el lector ideal es alguien que sabe o quiere saber sobre mecánica de coches.

Puedes encontrar una fundamentación teórica muy interesante sobre esta cuestión en el capítulo 3 del libro Lector in fabula del semiólogo Umberto Eco, que investigó largamente el tema del «lector modelo».

#3. Marketing segmentado o verticalizado

En términos comerciales, el lector ideal se llama buyer persona. El buyer persona es la representación ficticia del comprador estándar de tu libro, ese que espontáneamente se detendrá a ver la portada y echará al menos un vistazo al interior.

Desde el punto de vista del marketing, el lector ideal de tu libro es una combinación verticalizada de factores. Hablamos de verticalización porque todos los factores se tienen en cuenta al mismo tiempo. Son los siguientes:

1) Edad: ¿es un libro para niños, para adolescentes o para adultos?

2) Sexo/género: ¿cómo se define tu lector ideal?

3) Ubicación geográfica: ¿dónde vive tu lector ideal?

4) Nivel de educación: ¿es un libro para eruditos o cualquier estudiante de secundaria podría entenderlo?

5) Intereses principales: ¿qué hacen tus lectores potenciales en su vida cotidiana?, ¿qué redes sociales utilizan?

Estás cinco características del lector ideal son genéricas y aplican a todos los nichos del mercado, no solo a las obras literarias.

Pero si el producto es un libro, hay variables específicas en juego para describir los hábitos de tu lector ideal:

6) Género literario preferido: por empezar, ¿ficción o no ficción?

7) Horas dedicadas a la lectura: ¿es un lector de domingo o siempre está leyendo?

8) Autores predilectos: ¿qué sabes de ellos?

9) Soportes preferidos: ¿libro de papel, ebook o audiolibro?

Por último, no olvides tener en cuenta

10) Intereses complementarios: ¿cuáles son las películas favoritas de tu lector ideal?, ¿qué equipos deportivos le interesan?, ¿cuáles son sus lugares de veraneo frecuentes?, etc.

Toma una hoja y un lápiz y responde ahora mismo todas las preguntas anteriores, una por una. Cuando termines de escribir puedes felicitarte porque ya habrás encontrado a tu lector ideal.

Los factores que hacen al lector ideal pueden ser infinitos.

Pero recuerda: mientras más características tenga tu lector ideal, más pequeño será el nicho al que apuntas con tu libro.

Escribir para un público muy específico tiene la ventaja que significa ganarles de mano a todos los demás autores y no tener competencia. El lado malo es que tienes que crear tu audiencia desde cero. Puedes lograrlo, continúa leyendo y sabrás cómo hacerlo.

#4. Escribe la historia que quieres leer

Los aficionados a la lectura somos un tanto criticones algunas veces: «¿Por qué no han escrito ni un solo libro de tal o cual tema? ¿Cómo pudo ese autor terminar tan mal su novela?…».

Donde algunos ven la ocasión de criticar, los escritores exitosos ven una oportunidad de negocio y se ponen a escribir ese libro que falta, esa novela con el final que a nadie más se le ocurrió.

#5. Busca tu «lector beta»

No puedes lanzarte a vender un libro sin habérselo mostrado antes a nadie. Si haces eso te arriesgas a pasar por alto equivocaciones obvias y quedas a merced de tus prejuicios.

Las grandes editoriales tienen un equipo de «lectores beta», personas a las que se les paga por leer libros antes de su publicación. Estos lectores dan su opinión sincera de lo que han leído y hacen comentarios sobre posibles mejoras.

No guardes tu trabajo bajo siete llaves, busca la opinión de otras personas antes de publicar. Seguramente tienes familiares, amigos, compañeros de trabajo o profesores cuyas opiniones respetas y valoras. Ellos pueden ser tus lectores beta.

La decisión final sobre el contenido de tu libro siempre será tuya. Pero hacer caso a una crítica sensata y constructiva puede cambiar la suerte de una obra literaria del fracaso anunciado al éxito rotundo.

Si no encuentras a nadie dispuesto a leer y comentar tu texto, quizás te interese pedir un informe de lectura profesional.

#6. Encuéntrate con tus lectores ideales

Las historias están hechas para ser leídas, no para perderse en el cajón de los recuerdos. Aparte de tus seres queridos, nadie va a venir a pedirte tu libro. Si quieres tener muchas ventas, ponte a trabajar ya mismo en la publicidad.

La mejor manera de vender tu libro es ir a donde está tu público objetivo y ofrecerle contenidos de calidad. En este artículo encontrarás toda la información necesaria para fidelizar a tus lectores aportando valor a sus vidas.

El marketing tradicional de los medios de comunicación masivos consistía en ofrecer cualquier producto a cualquier persona.

Pero hoy las redes sociales le permiten al usuario identificarse entre la masa. Facebook, Twitter y YouTube conocen tu edad, tu lugar de residencia, tus intereses y tus gustos. Las aplicaciones utilizan toda esa información para mostrar anuncios personalizados a los usuarios.

Por eso en Facebook, Google Ads y otras plataformas de publicidad online puedes hacer campañas de publicidad muy precisas, orientadas solamente a las personas que te interesan.

#7. Monetiza a tus lectores ideales

Los contenidos que publicas en YouTube, Instagram o Facebook también tienen su tipo de lector ideal. Sin embargo, en las redes sociales no obtendrás ganancias importantes, salvo que tu público sea súpermasivo (hablamos de millones de interacciones al mes).

Pero publicando tu libro recibes dinero desde la primera venta. Tener una fuerte presencia en las redes sociales no es un fin en sí mismo, es una manera de obtener más oportunidades de vender tu libro.

No agobies al lector ofreciéndole comprarlo a cada paso, pero sé constante en señalar los puntos de venta con cierta frecuencia.

Los siete pasos para descubrir a tu lector ideal

El lector ideal de tu libro está ahí afuera esperándote. Ve a encontrarlo.

Recuerda esta estrategia:

Primero: decide el género de tu libro.

Segundo: piensa en todas las características que tendría aquella persona que más disfrutaría de tu libro: ¿qué edad tiene, dónde vive, qué le gusta leer?

Tercero: define tu buyer persona.

Cuarto: escribe la historia que quieres leer. Deja de lado las críticas y da lo mejor de ti mismo.

Quinto: busca un lector beta, alguien que te dé su opinión sincera sobre lo que escribiste.

Sexto: encuéntrate con tus lectores ideales obsequiándoles contenidos de calidad que agreguen valor a sus vidas.

Séptimo: monetiza a tus lectores ideales vendiéndoles libros en los formatos que ellos prefieran.

Infografía el lector ideal
Infografía el lector ideal

Si sigues todos estos pasos tu éxito editorial está asegurado.

Y tú… ¿para quién escribes? ¿Cómo te imaginas al lector ideal de tu libro? ¡Déjanos un comentario aquí abajo y cuéntanos!

Puede que esto te interese...

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.