fbpx

El blog de los escritores

Miniatura blog Corrector profesional de textos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Corrector profesional de textos

Introducción

La corrección del texto es quizás el aspecto más sensible en la publicación de una obra literaria. Un texto con errores causa rechazo inmediato. Puede ser que tu libro hable de cuestiones interesantísimas, puede que seas uno de los expertos más respetables en tu tema y tal vez tu obra tenga una portada irresistible por la genialidad del diseño. Pero si el texto propiamente dicho está lleno de errores, tus lectores se llevarán una profunda decepción. Por eso es importante conocer cómo trabaja un corrector profesional de textos.

En Editorial Letra Minúscula nos tomamos muy seriamente este tema. Todo el tiempo estamos buscando a los mejores profesionales del mundo hispano para garantizar a nuestros clientes que el texto de su obra será corregido perfectamente antes de la publicación. La excelencia en la corrección literaria es para nosotros una sana obsesión. Continúa leyendo y conocerás en detalle nuestro proceso de selección de correctores profesionales y nuestros elevados estándares de calidad en esta importantísima tarea.

¿Quieres corregir un texto? Más información: ▶️clic aquí◀️.

Una aguja en un pajar

Encontrar correctores que realicen un trabajo de calidad es una de las dificultades más grandes que ha tenido que enfrentar nuestra editorial. Hemos tardado muchos años en tener un equipo de correctores fiables. Para ello tuvimos que hacer cientos de pruebas a profesionales de todo el mundo hasta quedarnos con un pequeño porcentaje de verdaderos expertos en la materia. Encontrar un buen corrector profesional es muy difícil, te aseguramos que sabemos de qué estamos hablando. Muchísimos postulantes de todos los países de habla hispana no han superado nuestras pruebas.

¿Cómo es el corrector perfecto?

Para ser un corrector profesional se necesitan años de experiencia. Un buen corrector literario ha tenido miles y miles de horas de entrenamiento. En ese proceso el corrector se enfrenta a todos los escenarios posibles y llega a conocer todos los detalles de su trabajo de primera mano. Ante un panorama adverso debe ser capaz de tomar las decisiones necesarias para responder eficazmente sin importunar al autor o invadir su estilo. Aparte de la formación académica específica, el capital más importante de un corrector, lo que determina su verdadera capacidad, es su experiencia.

Hay un abismo entre escribir y corregir

Muchos escritores creen que pueden corregir ellos mismos su libro sin ayuda de nadie. Nada más alejado de la realidad. No es lo mismo escribir que corregir, se trata de competencias lingüísticas diferentes que activan partes distintas en el cerebro humano. Ser un buen escritor de ninguna manera es sinónimo de ser un buen corrector profesional. Al corregir el texto que uno mismo ha escrito es muy fácil pasar por alto un gran número de errores. Literalmente el escritor se ciega ante errores que un buen corrector detectaría al instante.

No dejes la corrección de tu libro a cualquiera

Algunos escritores o aficionados a la literatura piensan que prácticamente cualquiera puede corregir un texto. A veces nos escriben personas ofreciéndose para hacer esta tarea y no tienen estudios ni experiencia, simplemente se creen capaces de hacerla y se la juegan porque piensan: «Esto de corregir lo hace cualquiera, no debe ser tan difícil, si cuento con la ayuda de internet y Microsoft Word…». Una mentalidad semejante es el proyecto perfecto de una catástrofe literaria.

Muchos autores independientes dejan que su libro lo corrija un familiar que tenía pocas faltas de ortografía en el colegio o un amigo que «es de Letras». Estas elecciones ingenuas y apresuradas te llevarán al fracaso.

Calidad garantizada

¿Dejarías la reparación del motor de tu coche en manos de aficionados? Probablemente un arreglo así te saldrá gratis o muy barato. Pero ten la seguridad de que, si tu coche se detiene de repente en medio de la carretera, nadie se hará responsable de tu problema. ¡No asumas riesgos innecesarios!

La corrección literaria enfrenta una suerte similar. Para hacer una corrección de calidad se necesitan personas con conocimientos específicos y profundos sobre la lengua, algo que solamente puede brindarlo una sólida formación académica especializada, acompañada de una amplia experiencia. En muchos países, la corrección de textos es una carrera universitaria.

La inteligencia artificial no es tan inteligente

Muchos autores piensan que el corrector de textos de Word puede evitarles tener que acudir a un corrector humano. ¡Gran error! Los correctores automáticos corrigen la mayoría de los errores ortográficos y algunos pocos errores sintácticos. Nada más. Pero para corregir como es debido se necesita interpretar el texto, descubrir su sentido, deducir qué ha querido decir el autor para ayudarlo a expresarse correctamente. Esto es algo que únicamente una mente humana puede hacer.

Sin duda Word y otras aplicaciones pueden ayudarte a corregir hasta un poco menos del 50 % del texto. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que si dejas la corrección de tu obra literaria en manos de la PC puedes tener la seguridad de que más de la mitad de tu texto estará mal escrita, punto y aparte.

Así funciona nuestro protocolo de selección de correctores

Primer filtro

Diariamente se comunican con nuestra editorial personas de todo el mundo que ofrecen servicios de corrección y nos envían su currículum. Ahí vemos si tienen la formación básica en los conocimientos necesarios para corregir. También tenemos en cuenta la experiencia que dicen tener en ese trabajo. Si el postulante no tiene conocimientos ni experiencia, automáticamente queda eliminado en esta primera etapa del proceso de selección porque solo nos interesa contratar expertos.

Segundo filtro

Si en el currículum el postulante declara que tiene conocimientos y experiencia en corrección de textos, le pedimos que haga una prueba inicial de un par de páginas especialmente preparadas para detectar aficionados y otros aventureros de la corrección. En esta prueba queda afuera el 90 % de los postulantes. Te sorprendería saber la cantidad de personas que están en internet ofreciendo sus servicios como corrector profesional de textos, pero no tienen la más mínima idea de cómo realizar ese trabajo.

Basta darles dos páginas para que cometan decenas de errores de principiante y dejen en evidencia que son incapaces de corregir. Esto no nos sorprende porque en el currículum puedes escribir lo que sea, pero solo mediante una prueba se demuestran los verdaderos conocimientos.

Tercer filtro

Superadas las dos pruebas anteriores le encargamos al postulante su primer trabajo, pero con una salvedad: debe corregir las diez primeras páginas de la obra y enviarnos nuevamente el documento con las correcciones y comentarios que haya hecho sobre el texto. En esta etapa también quedan afuera muchos postulantes que parecían buenos correctores, pero terminaron demostrando que no lo son.

Naturalmente, dos páginas podría corregirlas cualquiera con ayuda de otra persona, de internet o de la casualidad. Pero con diez páginas el postulante se enfrenta a una corrección «de verdad» y nosotros tenemos la oportunidad de conocer definitivamente si la persona sabe o no sabe realizar el trabajo. Superada esta prueba, el corrector profesional ya está en condiciones de terminar de corregir todo el libro.

Cuarto filtro

En realidad, el proceso de selección no acaba nunca. Muchos correctores realizan su trabajo satisfactoriamente en cinco libros distintos, pero al sexto advertimos una baja en la calidad. Esto se puede deber a que el corrector se ha confiado o no ha dedicado el tiempo necesario para hacer bien su trabajo. Independientemente del motivo, nos vemos en la obligación de prescindir de ese corrector para futuros encargos y hacemos que su corrección fallida sea corregida nuevamente por otra persona hasta que el texto quede perfecto. Naturalmente, el cliente ha pagado por ello y nuestro compromiso con su satisfacción es impostergable. Por eso solo queremos al mejor corrector profesional de textos.

Lo barato sale caro

No confíes la corrección de tu libro a cualquiera pensando solo en el precio. Evidentemente hay personas en internet que corrigen a precios absurdos. Nosotros no competimos con esos supuestos profesionales porque sabemos que su trabajo deja mucho que desear.

Una de las ventajas de contratar una corrección en Editorial Letra Minúscula es que con nosotros tienes la garantía de que el trabajo por el que has pagado será realizado conforme a los máximos estándares de calidad. Si un corrector falla, nos comprometemos a proporcionarte otro y hacemos todo lo que haga falta para que la corrección de tu libro sea excelente. Tú ni te enterarás de todas las diligencias necesarias para que tu libro sea una maravilla en ortografía y sintaxis. Solo debes prepararte para recibir tu texto optimizado al 100 %.

Si buscas un corrector por tu cuenta corres el riesgo de perder el dinero invertido. Imagínate que le encargas el trabajo a una persona que lo hace mal y, como si eso fuera poco, no te ofrece un control de calidad ni acepta devoluciones de ninguna clase. ¿El resultado?: deberás pagar dos veces por un trabajo que pudo haberse hecho excelentemente bien la primera vez. Te sorprenderá saber lo frecuente que es este problema. A nuestra editorial llegan muchísimos libros que supuestamente han sido corregidos y aun así causan espanto a nuestros correctores expertos porque están llenos de errores.

Buscar un corrector por tu cuenta es muy complicado y arriesgado. Lo mejor que puedes hacer es confiar en una editorial que se encargue del proceso de selección por ti. Si buscas por tu cuenta, lo más normal es que no aciertes y termines gastando tiempo y dinero inútilmente.

Necesitas un corrector profesional

Muchas personas creen que corregir el texto de una obra literaria es un trabajo menor. Se equivocan. La única manera de corregir bien un libro es acudir a un profesional con formación académica específica y gran experiencia en esta tarea tan sensible. El corrector de Word va a traicionarte. Confiar la corrección de tu libro a un amigo o un familiar puede ser la antesala de un desastre literario. Necesitas la garantía de calidad que solamente puede brindarte un equipo de correctores sólido, probado y confiable.

Para encontrar a los mejores correctores del mundo Editorial Letra Minúscula hace un cuidadoso proceso de selección que abarca desde la revisión pormenorizada del currículum de cada postulante hasta una segunda corrección completa del texto que le ha sido encargado, pasando por muchas instancias intermedias de control de calidad. Por eso somos capaces de garantizarte una corrección de tu texto 100 % perfecta.

No asumas riesgos innecesarios, deja todo en manos de nuestros correctores profesionales. Tenemos la mejor relación entre precio y calidad del mercado y, junto a la corrección, te damos una sinopsis de tu obra sin cargo. Si buscas un buen corrector profesional de textos, Editorial Letra Minúscula es tu mejor opción.

¡Esperamos tus comentarios😉! ¡Nos encantaría conocer tu opinión!

Puede que esto te interese...

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

20 comentarios en «Corrector profesional de textos»

  1. Entiendo que se corrija el texto: gramática, concordancia y la elemental ortografía. Inclusive advertir que una palabra no está correctamente utilizada, ya sea por disonante o porque su acepción no es la precisa. Hasta ahí, perfecto.
    Lo que no entiendo es eso de «corrección de estilo». ¿Qué diablos es eso?
    El estilo es el sello del autor. Ahí es donde el corrector no puede meterse.
    Los correctores, en la mayoría de las veces, escriben o pretenden que el escritor escriba como redactor de noticias. Simple y llano.
    Hé ahí el porqué no soy muy afecto de usar sus servicios.
    En fin, para concluir, me gustaría que definan eso de «corrector de estilo».
    Gracias por su atención.

    Responder
  2. Por experiencia sé que corregir textos es un oficio artesanal con muchísimas horas de vuelo más que una profesión con diploma o con ayuda de la mejor herramienta que la tecnología pueda proveer.

    Por muy buen escritor o/y corrector que uno sea, autocorregirse es un desatino porque uno está tan acostumbrado a su propio texto que no ve la errata obvia, por así decirlo.

    La autocorrección tiene más contras que pros, tal vez siendo el único pro que evita las desavenencias convencionales entre autor y corrector, en las cuales ambos creen tener la razón y no ceden, hasta que, en ocasiones, el editor es quien hace las veces de árbitro.

    No sé si todavía se hable del “duende de las galeras”, en referencia a esa errata que no estaba en las últimas pruebas, pero apareció en el producto publicado para desazón de todos. Por eso es siempre recomendable que ojos expertos en corrección estén al tanto de todo el proceso.

    Responder
    • Hola. Muy interesante tu comentario, planteas temas importantes. Muchos autores creen que ellos mismos se pueden autocorregir o que las faltas de ortografía no son importantes. Es un error creer ambas cosas.

      Responder
  3. ¡Hola!
    Soy corrector de estilo con más de treinta años de experiencia, además soy escritor con una larga trayectoria. ¿Dónde debo enviar mi «currículum»para ofrecer mis servicios a la Editorial.
    Gracias.

    Responder
  4. Buenas.
    ¿No existe riesgo de que “perjudique” a tu estilo? Imaginemos que lo que hago es novela negra y hay algún improperio, o insulto. O detalles que te definan tu estilo que, quizás, no sean del todo correctos o apropiados. ¿Cómo se soluciona esto?
    Salut.

    Responder
    • Hola. Un corrector bueno entiendo eso y sabe que un insulto no es un error, solo una forma de hablar de un personaje. Si no es un error y es algo que el autor desea conservar se habla y listo. No hay problema con eso.

      Responder
  5. Hola amigos
    Hace unos 12 años salieron a la luz nuevas reglas de la Real Academia.
    Mis textos respetan esas reglas, pero ahora decidieron decir… si quieres acentuar este o solo es una cuestión tuya.
    Entonces para algunos estamos cometiendo horrores imperdonables… (no tengo el signo de pregunta en mi teléfono )Qué hacer?

    Responder
  6. Buenos días,
    Creo que si vas a publicar un libro tienes que hacerlo con calidad.
    Mi libro está en proceso de corrección. A ver qué tal.
    Enhorabuena por todo el contenido que aportáis.
    Alicia

    Responder
  7. Estoy de acuerdo con lo planteado en relación a la corrección profesional de textos.

    Siempre desde la aplicación del corrector de textos electronico de Word un corrector profesional hace un trabajo bien hecho con su conocimiento y experiencias.

    Forma, estilo, visualidad, narrativa, orden, se suman al corrector que es, al mismo tiempo, escritor, redactor. El profesional debe conocer las herramientas de ayuda electrónicas, apoyarse en ellas, aunque no son la última palabra. Finalmente, es su cultura literaria la que realiza un trabajo exhaustivo y eficaz. Esto debe ser instruïdo junto con el autor de los textos a corregir.

    Atte.
    Gabriel&Solo

    Responder
  8. Pienso que es imprescindible la corrección de un texto antes de ser publicado, de otra forma sería un drama que alguien detecte algún error y lo publique, tendrás un “sanbenito” para el resto de tu obra.
    Una corrección bien hecha en un texto realizado de una forma muy buena, jamás debe cambiar y menospreciar el estilo del autor, sino que lo enriquecerá enérgicamente.
    Los correctores son imprescindibles.

    Responder
  9. Muy interesante el proceso de la elección para un buen corrector de textos. Su labor también incluye la corrección de estilo?
    No tengo mucha experiencia al publicar ya que hoy estoy cumpliendo 2 años del lanzamiento de mi primer libro «37 formas de disfrutar tu retiro».
    Me gustaría saber los costos que tendría la correción de mi segundo libro, a diferencia del primero, se trata de una novela que estoy preparando; en éste momento estoy mejorando los personajes y resultará de unas 130 páginas

    Responder
  10. Interesantísimo y beneficioso proceso selectivo para todos: el escritor, el lector, vuestra empresa y para el propio corrector profesional…
    ¡Creo que os solicitaré una corrección, aunque sea a posteriori de un libro ya publicado para evitar futuros errores!
    Gracias por vuestro entusiasmo y enhorabuena por trabajar tanto y tan bien.
    J

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.