fbpx

El blog de los escritores

Miniatura blog Corrección de estilo y ortotipográfica
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Corrección de estilo y ortotipográfica

En este artículo intentaremos responder a una de las dudas que nos plantean muchas personas que diariamente nos consultan sobre nuestro servicio de corrección de textos: ¿Qué diferencias hay entre una corrección ortotipográfica y una corrección de estilo?

Algunos autores se muestran reacios a permitir que alguien corrija su libro porque creen que la corrección es una invasión a su estilo o una reescritura del texto. Nada más alejado de la realidad. Continúa leyendo y conocerás las principales maneras de corregir un texto y las características de cada una de ellas.

¿Necesitas una corrección de un texto? ▶️Más información aquí◀️.

Corrección ortotipográfica: definición

Hay distintas maneras de corregir un texto. La más superficial es la corrección ortotipográfica. La corrección ortotipográfica consiste en ajustar el texto a las normas ortográficas dictadas por la Real Academia Española (RAE).

Corregir tildes, puntos, comas, «b» y «v», etc., son tareas propias de una corrección ortotipográfica.

Pero este tipo de corrección también abarca todo lo relativo a la tipografía, es decir, al correcto uso de los espacios, las cursivas, los saltos de línea, las cajas de texto y demás opciones de formato.

Corrección de estilo y ortotipográfica: diferencias

La corrección ortotipográfica no indaga el sentido del texto, se limita solamente a cuestiones de forma.

En cambio, la corrección de estilo parte de una lectura global del texto y una reflexión sobre su significado. En una corrección de estilo, el corrector ayuda al autor a expresar el mensaje con claridad, de manera que el lector sea capaz de comprenderlo sin inconvenientes.

Simplificar el vocabulario cuando sea necesario, corregir el uso impropio de giros y modismos, eliminar vicios gramaticales… estas son solo algunas de las tareas que implica una corrección de estilo.

Corrección de estilo de un libro

La corrección ortotipográfica y la corrección de estilo no son muy útiles por separado. Imagina que has corregido completamente la ortografía de tu libro, pero el mensaje no se entiende bien.

O imagina el caso contrario: un texto que se comprende claramente, pero está lleno de errores ortotipográficos.

Un servicio profesional de corrección de textos debe incluir ambas correcciones para garantizar un libro optimizado tanto en cuestiones de forma como en cuestiones de fondo.

¿Qué se realiza antes, corrección ortotipográfica o de estilo?

En realidad, no hay una única forma de corregir un texto. Hay algunos correctores que realizan la corrección ortotipográfica antes de corregir el estilo del texto. También hay correctores que se encargan primero del estilo y luego se ocupan del aspecto ortotipográfico.

Lo más común es hacer ambas correcciones a la vez, y luego hacer una última revisión exhaustiva de lo estrictamente formal, es decir, la ortografía y la tipografía.

Cómo hacer una corrección de estilo

Muchos autores desean corregir su libro por sí mismos. Es posible que lo consigan, pero también es poco probable.

Para corregir bien un texto hay un único camino: estudiar lengua y literatura durante muchos años.

Hay algunos correctores autodidactas. Otros (la mayoría) tienen una sólida formación universitaria en morfología, sintaxis, historia de la literatura, semiótica, lenguas extranjeras y un interminable etcétera.

Además, un buen corrector tiene conocimientos sobre el mundo, desde las últimas tendencias de Twitter hasta las civilizaciones prehistóricas. Evidentemente, no puede especializarse en todo, pero, para ser buen corrector, hay que tener un fuerte espíritu crítico y una mente curiosa.

Corrección de estilo editorial

Hasta hace algunos años, la corrección de texto era algo inaccesible para la mayoría de escritores. No nos referimos a los autores famosos, aquellos que publican en grandes sellos multinacionales. Para ellos, todos los servicios editoriales estuvieron garantizados desde siempre.

Pero los autores independientes, sin contratos con una editorial, estaban obligados a corregir su libro por sí mismos o a buscar ayuda de un familiar o un amigo con muy buena voluntad y pocos conocimientos sobre lengua.

Los tiempos cambiaron, ahora tú también puedes contratar a un corrector profesional a través de editoriales de autoedición, como la nuestra, donde puedes elegir los servicios que necesites para la edición de tu libro.

Blog de corrección de estilo

Hay muchos blogs dedicados a la temática de la corrección de estilo, tanto en América como en España. En ellos puedes encontrar información específica y resolver tus dudas sobre el uso correcto de la lengua.

Te invitamos a recorrer nuestro blog, donde encontrarás toda la información que necesitas para publicar tu libro con calidad profesional y venderlo en todo el mundo.

Corrección de estilo en inglés

En inglés, la corrección de textos se denomina proofreading. La palabra proofreading también suele traducirse en español como «corrección de pruebas».

Un sinónimo de proofreading es proofing. En inglés, al corrector de textos se lo denomina proofreader.

Nuestra editorial solo corrige textos en español, incluidas traducciones desde el inglés, el francés o cualquier otra lengua.

Corrección de estilo: carrera

La inmensa demanda de correctores de textos ha causado un aumento considerable en la oferta educativa para formarse en esa disciplina.

Es cada vez más habitual encontrar nuevas carreras de pregrado, grado y posgrado que te ofrecen formación como corrector profesional.

La carrera de corrector literario es gratis o hay que pagar para estudiar, dependiendo del país en el que te encuentres. Realiza una búsqueda y descubre las opciones educativas sobre esta fascinante área del conocimiento.

Formación en corrección de estilo

Los contenidos que se enseñan en la carrera de corrector de estilo varían de un país a otro y de una institución a otra.

Pero, en general, te enseñan lo siguiente:

#1. Ortografía

Este es el aspecto básico de cualquier corrección de texto. La mayoría de las personas asocian la tarea del corrector a poner tildes, puntos, mayúsculas… y no se equivocan, es una parte fundamental del trabajo.

#2. Gramática

La gramática estudia las distintas variaciones que se dan en cada categoría gramatical, por ejemplo, conjugación de los verbos, flexión de los sustantivos, declinación de los pronombres, etc., y las relaciones de las palabras en la oración: sujeto, objeto directo, núcleo sintáctico, etc.

#3. Lingüística

La lingüística es el estudio científico de la lengua. Abarca la ortografía y la gramática, pero no se limita solo a estos aspectos normativos.

La lingüística ofrece una perspectiva global sobre las lenguas humanas, teniendo en cuenta su aspecto social e individual, la expresión oral y escrita, la lectura, la adquisición del lenguaje y los procesos cerebrales implícitos en ella, etcétera.

#4. Escritura creativa

Escribir y corregir son tareas diferentes, pero estrechamente vinculadas. Un buen corrector debe ser capaz de intervenir el texto lo mínimo e indispensable para que el mensaje sea transmitido con claridad.

A veces, estas intervenciones implican la escritura de una oración o una línea de texto. Para escribir ese texto, por más breve que sea, es necesaria una formación específica.

#5. Experiencia como corrector de estilo

Todo lo dicho anteriormente no tiene ningún valor sin una práctica constante y prolongada. La experiencia hace al maestro y lo más recomendable es contratar un corrector cuyos antecedentes puedas comprobar.

Manual práctico para la corrección de estilo

La Real Academia Española pone a disposición del público en general un fragmento de su manual sobre corrección de textos: el Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica.

Puedes adquirir el libro completo online.

RAE: corrección de estilo

Además del libro mencionado, también puedes contar con recursos gratuitos para comenzar tu formación como corrector de textos.

Lo principal es tener siempre a mano el Diccionario de la lengua española, que se puede consultar de manera completamente gratuita.

También puedes buscar información en la sección Dudas rápidas del Portal lingüístico de la RAE.

Otra excelente opción es el Diccionario panhispánico de dudas, pero ten en cuenta que es una publicación un tanto desactualizada.

Por último, te recomendamos la Fundación del Español Urgente (Fundéu), donde puedes buscar respuestas a dudas cotidianas, y también la cuenta de Twitter de la RAE, RAEinforma, que responde consultas en pocas horas.

Amazon: corrección de estilo y ortotipográfica

Es cada vez más difícil negar que la autopublicación de libros es la mejor opción para autores de todo el mundo.

Con Amazon KDP puedes publicar en ebook o en papel y recibir hasta el 70 % de las ganancias por tu libro. Eso es ampliamente más que lo que ofrecen las editoriales tradicionales.

Amazon KDP es una excelente oportunidad de negocio para los autores independientes. Lamentablemente, muchos de ellos no saben que un libro con errores de ortografía y gramática causa el rechazo inmediato de muchísimos lectores.

En la actualidad, Amazon no ofrece el servicio de corrección de textos. Pero no te preocupes, somos expertos en autopublicación y no solo podemos corregir tu texto hasta en el más mínimo detalle, también podemos ayudarte a publicarlo con calidad.

Corrección ortotipográfica

Una corrección ortotipográfica tiene, como su nombre lo indica, dos partes. La primera de ellas corresponde a la ortografía. En esta parte del trabajo, el corrector corrige cualquier falta ortográfica que pueda encontrar en el texto: tildes, empleo incorrecto de las letras («s», «c» y «z», por ejemplo), uso inadecuado de los signos de puntuación, construcción defectuosa de abreviaturas, etc.

Todo esto se realiza teniendo en cuenta las recomendaciones de la Real Academia Española y su última actualización de las normas ortográficas realizada en 2010.

Por otro lado está la corrección tipográfica. Con este tipo de corrección se unifica el uso de comillas, cursivas y negrita en todo el texto, pero también se eliminan espacios sobrantes y se hace una revisión exhaustiva del índice, las citas, la bibliografía y las notas al pie. Además se controlan el interlineado y los saltos de página, entre muchos otros aspectos tipográficos.

En el siguiente ejemplo podrás comparar un texto sin corregir con otra versión del mismo texto luego de una corrección ortotipográfica:

Texto sin corrección

Si aun no tienes el “documento” yo te lo envió. Así puedas verlo tú también, En base a él definitivamente sacarás tus propias conclusiones. Eh hecho todo lo posible por esconderlo. Si los enemigos lo hayan definitivamente estarás en problemas,. Toma esta navaja. Si tienes problemas, defiéndete con la misma. Contra esos «pillos», la previsión y el cuidado es la mejor estrategia para defenderse de esos pillos  Adios!

Texto con corrección ortotipográfica

Si aún no tienes el «documento» yo te lo envío. Así puedes verlo tú también. En base a él definitivamente sacarás tus propias conclusiones. He hecho todo lo posible por esconderlo. Si los enemigos lo hallan definitivamente estarás en problemas. Toma esta navaja. Si tienes problemas, defiéndete con la misma. Contra esos «pillos», la previsión y el cuidado es la mejor estrategia para defenderse de esos «pillos». ¡Adiós!

Como podrás advertir, la corrección ortotipográfica mejora notablemente el texto, pero no es suficiente por sí sola porque no contempla todas las clases de fallos textuales posibles. Por eso es muy común que queden muchos errores en el texto después de la corrección ortotipográfica. Para corregir completamente un texto, además de la corrección ortotipográfica, es necesaria una corrección de estilo.

Corrección de estilo

En una corrección de estilo se trabaja desde un enfoque más literario. Se revisan el vocabulario, la sintaxis, la expresividad y, sobre todo, se procura ayudar al autor a cumplir su objetivo comunicativo de manera eficiente.

Con ese fin, se realizan los cambios mínimos indispensables que dan como resultado un texto óptimo en corrección y de fácil lectura: se eliminan muletillas y repeticiones innecesarias de ideas, se introducen conectores para dar mayor coherencia al texto, se simplifica el uso de oraciones subordinadas innecesarias, etc.

Para realizar una buena corrección del estilo, el corrector primero debe leer razonadamente todo el texto e identificar el estilo propio del autor. A continuación, debe procurar que ese estilo sea respetado de manera homogénea en todo el texto, ayudando al autor a obtener una mejor versión de su propia obra.

Es importante aclarar que, si bien los correctores son profesionales muy experimentados en la corrección de textos de toda clase, jamás toman decisiones arriesgadas por su propia cuenta y, ante dudas que no pueden resolver con sus conocimientos, consultan inmediatamente al autor del texto.

Debemos tener en cuenta que una corrección estilística muy «intensa» puede hacer que el autor no reconozca el texto como suyo, algo que puede provocarle decepción y enojo.

Veamos cómo funciona la corrección de estilo con el texto del ejemplo anterior:

Texto con corrección ortotipográfica

Si aún no tienes el «documento» yo te lo envío. Así puedes verlo tú también. En base a él definitivamente sacarás tus propias conclusiones. He hecho todo lo posible por esconderlo. Si los enemigos lo hallan definitivamente estarás en problemas. Toma esta navaja. Si tienes problemas, defiéndete con la misma. Contra esos «pillos», la previsión y el cuidado es la mejor estrategia para defenderse de esos «pillos». ¡Adiós!

Texto con corrección ortotipográfica + corrección de estilo

Si aún no tienes el «documento» yo te lo envío. Así puedes verlo tú también. Con base en él sacarás tus propias conclusiones. He hecho todo lo posible por esconderlo. Si los enemigos lo hallan definitivamente estarás en problemas. Toma esta navaja. Si tienes dificultades, defiéndete con ella. La previsión y el cuidado son las mejores estrategias para defenderse de esos «pillos». ¡Adiós!

Como podrás ver, el sentido del texto sigue siendo exactamente el mismo desde la versión sin corregir hasta la versión totalmente corregida, pero, sin duda, el texto final permite una lectura más ágil y agradable, sin contar que ya no tiene errores ortotipográficos.

Independientemente de la calidad artística de tu trabajo como escritor, publicar un texto correcto en ortografía y estilo es una manera de mostrar respeto por el lector y compromiso con tu profesión. Clic para tuitear

Necesitas ambas correcciones

Si has leído atentamente los ejemplos comprenderás que la diferencia entre estos dos tipos de corrección es clara: la corrección ortotipográfica es técnica, para realizarla es necesario un profundo conocimiento del sistema de la lengua y de las normas de corrección vigentes.

La corrección de estilo, en cambio, implica un conocimiento más amplio sobre los géneros discursivos y otras circunstancias de la enunciación: ¿a quién va dirigido el texto?, ¿cuál es su mensaje central?, ¿cómo se presenta el autor a sí mismo?, etc. Conocer estas variables le otorga al corrector una comprensión más profunda del texto y le permite ayudar al autor a expresar de manera clara y precisa lo que quiere decir.

Sabiendo esto, queda claro que el trabajo del corrector no consiste en sustituir al escritor sino en mejorarlo mediante toda una serie de recursos técnicos y estilísticos.

La corrección literaria es uno de los servicios más solicitados por escritores independientes. Sin embargo, muchos autores se sienten atemorizados ante la falsa creencia de que el corrector literario cambiará demasiado sus textos. Para erradicar este pensamiento incorrecto lo mejor es conocer qué clases de corrección pueden realizarse sobre un texto y en qué consiste la labor del corrector.

La manera básica de corregir un texto es revisar minuciosamente su ortografía y su tipografía. Corregir estos dos aspectos garantiza el acierto en el uso de tildes, comas y otros signos de puntuación y también implica una adecuación de interlineado, márgenes y otras cuestiones tipográficas.

Este tipo de corrección debe complementarse con la corrección de estilo, que parte de una lectura global del sentido del texto y permite perfeccionar el propio estilo del autor, respetando siempre su manera de escribir.

Combina la corrección de estilo y ortotipográfica

La combinación de corrección ortotipográfica y corrección de estilo tiene como resultado un texto 100 % correcto en todos los aspectos. Esta es la mejor carta de presentación de un autor hacia sus lectores.

Si quieres corregir el texto de una novela, un libro de poemas o de cuentos o de cualquier otro tema sobre el que tú escribes, envíanos un correo electrónico a contacto@letraminuscula.com y obtendrás un presupuesto sin compromiso para la corrección que mejor se adapte a tus necesidades. También podemos ayudarte a publicar tu libro.

Te invitamos a suscribirte a nuestro canal de YouTube, donde encontrarás muchos consejos útiles para autores independientes.

¡Nos encantaría leer tu comentario aquí abajo!

Puede que esto te interese...

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Recibirás GRATIS la primera parte de Escritor de éxito y un minicurso de marketing digital para escritores. 

36 comentarios en «Corrección de estilo y ortotipográfica»

  1. Vaya, interesante artículo. Esto que te corrijan el estilo asusta. ¿Podría ser por el nombre? Igual “revisión de estilo”, permitiendo al autor tomar decisiones, daría menos miedo…
    El ejemplo práctico de alguien capaz de atentar así contra el lenguaje pueda escribir, da más miedo. Y a vosotros mucho trabajo…
    Salut

    Responder
    • Hola Toni. Sí, muchos autores tienen miedo de que se les cambie el libro sin su permiso y que no se reconozcan como autores. Nosotros somos muy respetuosos con el estilo del autor y solo corregimos los errores que son evidentes.

      Responder
  2. «Tiene que haber algo en los libros que no podemos imaginar…
    Detrás de cada libro hay un hombre». Ray Bradbury, Fahrenheit 451
    Recomiendo «Corregir sin ofender» de Pablo Valle.
    Resulta inadmisible publicar sin una corrección mixta de excelente calidad.
    Particularmente, pienso que uno publica cuando se cansa de corregir.

    Responder
  3. Excelente la explicación de los tipos de correcciones. Me queda una duda de como seguiría otro tipo de corrección en un libro a nivel edición. Párrafos bien divididos, extracto de partes repetitivas en oraciones, párrafos e ideas. Situar capítulos o textos en otro orden en el libro para que sea mas fluido o consecuente. Dar una devolución al autor a nivel general y puntual de todo el libro con respecto a sus falencias y sobre lo que tendría que trabajar para que sea mas claro y completo.

    Responder
  4. No tenía conocimiento sobre este tipo de correcciones, es muy importante saberlo, conocerlo y practicarlo, espero un día tener un excelente lenguaje escrito, gracias por publicar este artículo que sin duda alguna ayudará a muchos e incluso a mí, una escritora en pausa. Quisiera un día publicar un libro, ese es mi sueño, trato en lo posible de pulir mi escritura y mi expresión literaria, ojalá y no solo sea un sueño.

    Responder
  5. Gracias por este Artículo tan claro e interesante.
    Hay momentos en los que el lenguaje escrito o verbal, se queda corto frente a lo que se quiere expresar. Una alternativa para mi, ha sido apelar a la metáfora desde la hondura del corazón, bajo una lógica que pertenece a un orden distinto que el de la normatividad lingüística, gramatical, tipográfica, de estilo, etc. En esta situación, como actúa un «corrector» quien esta precisamente basado en normas que no calan con la metáfora plasmada por el escritor, en este caso, por mí?

    Responder
  6. Muchísimas gracias Roberto, por este estupendo artículo. Volviendo a incidir, en el aspecto de que ambas correcciones, son muy importantes para cualquier texto, por ínfimo que sea. No solo, es importante corregir las tildes o los cambios de 《v》 por 《b》 o a la inversa; también es muy importante, la coherencia entre oraciones y coordinar bien los signos de puntuación, para lograr que el texto siempre sea ameno, para el lector.

    Responder
  7. Hola, Roberto:

    Según el manual de Fundéu y el de la asociación de correctores UniCo la diferencia entre la corrección ortotipográfica y la de estilo es más significativa de la que tú señalas aquí. Dentro de la corrección de estilo entraría «solventar las inconsistencias sintácticas (concordancia, correlación
    de tiempos verbales, régimen preposicional, etc.)», pero no en la corrección ortotipográfica.

    Puedes echar un vistazo en estos dos enlaces:
    https://www.fundeu.es/wp-content/uploads/2017/12/decc3a1logo_correccic3b3n.pdf
    https://www.uniondecorrectores.org/profesion/ (en «tipos de corrección»)

    Un saludo,

    Marta

    Responder
  8. Apreciado Roberto (me suena raro escribir esto: yo también soy Roberto): Se nota por tu redacción y tu concisión que eres un excelente corrector, ortotipográfico y de estilo. Y tus vídeos dejan traslucir sinceridad y buen hacer profesional aunado a la modestia típica de quien sabe de verdad de lo que habla. Cosas que, por difíciles de encontrar juntas, son muy apreciables. Y un punto muy importante que, en lo personal, me ha llevado a distanciarme de un importante editor y de sus libros (también soy traductor y corrector): escribes que «Todo esto se hace respetando el estilo del autor y su manera de escribir». No podría estar más de acuerdo en este punto que, como estoy seguro que sabes, es lo más difícil pero de primordial importancia. En mi criterio (y estoy seguro que el tuyo), la corrección de estilo debe hacerse para mejorar lo mejorable (y con la aprobación del autor o incluso del traductor, que tiene la última palabra). No para imprimir el estilo propio del corrector, que a nadie le interesa qua corrector. Para eso, que escriba sus propios libros. Te deseo la mejor de las suertes, que mereces por tu seriedad y por tu esfuerzo. Espero poder comunicarme contigo para algunos proyectos futuros, espero que no muy lejanos.

    Responder
    • Gracias Roberto por tu comentario y tu confianza. Totalmente de acuerdo. El estilo de un autor es su sello y debe respetarse. No hay que reescribir un texto a no ser que sea estrictamente necesario: hay que mejorarlo. Nosotros siempre lo hacemos así en todas nuestras correcciones. Un saludo y espero verte más por el blog.

      Responder
  9. Así es. He sido corrector de estilo toda mi vida -además de mi trabajo periodístico en general-, y me duele que el Corrector de Estilo sea ya una «especie» casi extinguida. Da grima cuando uno lee los libros de hoy, y los reportajes en las revistas y en los periódicos. Ya no hay respeto por el idioma ni por el estilo periodítico, sobre todo.

    Responder
    • Hola Manuel. Totalmente de acuerdo. Se considera algo no importante, cuando es básico. Un libro con faltas es un libro al que cuesta tomarse en serio. Internet ha traído cierta degradación en ese sentido que tenemos que corregir. Gracias por tu aporte. Espero verte más por este blog.

      Responder

Deja un comentario

Suscríbete

Artículos recientes

Archivo

Archivos

Categorías

Concurso microrrelatos

PRECIO MÍNIMO: 50 €

1.  El autor del microrrelato ganador recibirá 100 euros en un cheque regalo de Amazon.

2. Se debe enviar usando el formulario de contacto que hay en la parte inferior de esta página. No aceptaremos textos que se manden directamente a nuestro correo electrónico o por cualquier otro medio.

3. Temática libre.

4. Las obras tendrán una extensión máxima de 2000 caracteres (sin contar el título). Únicamente se admitirá una obra por participante. Puedes comprobar si tu texto tiene esos caracteres en el formulario de envío del texto.

5. Solo se admitirán obras en español.

6. Para poder participar es obligatorio estar dado de alta en nuestro canal de YouTube. Puedes suscribirte AQUÍ. (poner enlace: https://www.youtube.com/letraminuscula?sub_confirmation=1)

Para poder suscribirte necesitas tener una cuenta en Gmail abierta en tu navegador en el momento de hacer clic en el enlace.

7. La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. El incumplimiento de alguna de ellas dará lugar a la exclusión del presente concurso.

8. El plazo de presentación estará abierto hasta el 31 de julio de 2020.

9. El jurado será designado por Editorial Letra Minúscula.

10. El ganador se anunciará de forma pública después de cerrado el plazo de admisión en nuestra web y redes sociales. Todos los miembros de nuestra newsletter recibirán un email comunicando el ganador. Puedes suscribirte AQUÍ.

11. El fallo del jurado será inapelable.

12. El microrrelato ganador podrá ser publicado en nuestra web.

13. Podrán participar todos aquellos que lo deseen, de cualquier parte del mundo, siempre que sean mayores de 18 años.

14. Los participantes se responsabilizan del cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en España en materia de propiedad intelectual y del derecho a la propia imagen, declarando, responsablemente que la difusión o reproducción de la obra en el marco del presente concurso no lesionará o perjudicará derecho alguno del participante ni de terceros.

15. Los autores no ceden ninguno de sus derechos sobre el microrrelato por participar en este concurso. Podrán publicarlo donde quieran sin necesitar la autorización de Editorial Letra Minúscula.

16. La interpretación de estas bases y la solución a las dudas que pudiera plantear su aplicación corresponderá siempre a Editorial Letra minúscula y su decisión será inapelable.